3 propuestas del Papa Francisco para una economía sin trata de personas

En el marco de la VII Jornada Mundial de Oración y Reflexión contra la Trata de Personas, el Papa Francisco propuso tres ideas para una economía libre de esclavitud.
Papa Francisco. Fototograma.
Papa Francisco. Fototograma.

Para erradicar en el mundo la trata de personas es necesaria la oración, pero también debemos realizar gestos concretos, innovadores y valientes para lograrlo, aseguró el Papa Francisco.

Leer: “El Covid provocará que aumenten las víctimas de trata de personas”

El Santo Padre participó, mediante un video, en la  VII Jornada Mundial de Oración y Reflexión contra la Trata de Personas, en el día de la memoria litúrgica de Santa Josefina Bakhita, quien vivió en carne propia la esclavitud, antes de ingresar a la vida religiosa.


“Necesitamos rezar para ser centinelas capaces de discernir y tomar decisiones orientadas al bien. La oración toca el corazón y nos impulsa a acciones concretas, a acciones innovadoras, valientes que saben asumir el riesgo, confiando en el poder de Dios”.

El video fue enviado con motivo del Maratón Mundial de Oración virtual contra la Trata de Personas “Una economía sin trata”, que fue organizado por la red de religiosas Talitha Kum,

En su participación, el Papa Francisco propuso tres acciones para tener una economía libre de esclavitud:

1. Una economía del cuidado

“La pandemia de Covid ha exacerbado y agravado las condiciones de explotación laboral; la pérdida de puestos de trabajo ha penalizado a tantas víctimas de la trata en proceso de rehabilitación y reinserción social”.

Una economía del cuidado significa economía solidaria: trabajamos por una solidez que se conjuga con la solidaridad. Estamos convencidos de que la solidaridad, bien administrada, da lugar a una construcción social más segura y firme”.

2. Una economía que busque la justicia

“La trata de personas encuentra un terreno fértil en el planteamiento del capitalismo neoliberal, en la desregulación de los mercados que pretende maximizar los beneficios sin límites éticos, sin límites sociales y sin límites Si se sigue esta lógica, existe sólo el cálculo de ventajas y desventajas”.

Leer: Trata de personas: El crimen que destroza a las familias 

“Las elecciones no se hacen en función de criterios éticos, sino secundando los intereses dominantes, a menudo hábilmente revestidos con una apariencia humanitaria o ecológica. Las elecciones no se hacen mirando a las personas: las personas son uno de los números, incluso para ser explotados”.

3. Una economía valiente

“Se necesita valor. No en el sentido de imprudencia, de las operaciones arriesgadas en busca de ganancias fáciles. No, en ese sentido no; por supuesto no es éste el valor que se necesita”.

“Por el contrario, es la audacia de la construcción paciente, de la planificación que no mira siempre y sólo al beneficio a corto plazo, sino a los frutos a medio y largo plazo y, sobre todo, a las personas. La valentía de combinar el beneficio legítimo con la promoción del empleo y las condiciones dignas de trabajo”.

Te puede interesar: La red de religiosas que combate la trata de personas

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775