¿No te perdonas por haber abortado? Aquí te pueden apoyar

Proyecto Guadalupe ayuda a las personas que han abortado, trabajando el aspecto psicológico y espiritual, que redunda en el ámbito social.
La pandemia tiene a muchos jóvenes y niños viviendo con un sentimiento de incetidumbre. Foto: jcomp/Freepik.
La pandemia tiene a muchos jóvenes y niños viviendo con un sentimiento de incetidumbre. Foto: jcomp/Freepik.

Las personas que abortan muchas veces lo hacen con toda convicción, pero también hay quienes lo hacen por miedo, o bajo presión, o en un momento de desesperación. Después de hacerlo, piensan que fue lo mejor, pero pasado el tiempo, mucho o poco, comienzan los problemas.

Para Martha Infanzón, coordinadora de Proyecto Guadalupe, por lo general es con el paso del tiempo cuando viene a su conciencia lo que hicieron, y se dan cuenta que era su hijo al que no le permitieron nacer.

“Y entonces comienzan a aparecer una serie de síntomas, trastornos o consecuencias psicológicas, físicas y espirituales como resultado de esa decisión, por lo que necesitan ayudan especializada para poder salir adelante”.

Te puede interesar: Ellos trabajan afuera de las clínicas de aborto por su santificación

En busca de la reconciliación

Fue así cómo surgió Proyecto Guadalupe, que “fue ideado para poder ayudar a las personas a que sanen las heridas de su aborto, buscando la reconciliación con Dios, con su bebé y con ellas mismas; y si hubiera otras personas con las que quedaron lastimadas, también se busca la reconciliación”.

Martha Infanzón asegura que si bien hay algunas mujeres que empiezan a sentirse mal desde el mismo momento en que están tomando la decisión de abortar, en otras las consecuencias pueden tardar días, semanas o meses, e incluso años. A estas consecuencias se les ha llamado Síndrome Post-aborto o Secuelas Post-aborto.

El trabajo que se realiza en Proyecto Guadalupe es tratar de ayudar a las personas de manera integral, por lo que se trabaja el aspecto psicológico y espiritual, que redunda en lo social.

Para esta ayuda, se lleva a cabo un proceso logo terapéutico que culmina con un Retiro Salve Guadalupe, que fue diseñado en Argentina y se ha adaptado para México con la aprobación de un obispo.

Retiro Salve Guadalupe es un Retiro Pascual, “en el que ante la presencia del Santísimo, casi todo el tiempo, y de la Virgen de Guadalupe, van sanando sus heridas y entregan a sus bebés a Jesús y a María quedando con la confianza de que ellos están en el Corazón Misericordioso de Jesús y ellas están perdonadas”.

Te puede interesar:¿Los hijos por violación deben ser abortados? 

 

De acuerdo con información del proyecto, hasta la fecha se han realizado 14 retiros, 3 al año, pues como el retiro es muy personalizado, solo asisten de 6 a 8 personas. En total lo han tomado 109 personas, entre mujeres y hombres.

“Empezamos con 4 retiros al año, pero se vio la conveniencia de que solo fueran tres, para una mejor atención a las personas”, explica.

Sin embargo –agrega– el proceso lo han vivido muchas más personas, porque no todas asisten al Retiro porque no son católicas o por otros impedimentos. “Las personas que han asistido han salido muy contentas y con la confianza en el amor misericordioso de Dios”, asegura.

Hasta el momento han sido varios los obstáculos que han enfrentado, por ejemplo, algunas veces la falta de perseverancia de las personas; o el hecho de que algunas están tan lastimadas que pueden llegar a caer en alguna patología que requiere la intervención de otro especialista.

Otros obstáculos tienen que ver con el tiempo, pues trabajan y/o estudian, o tienen familia y se les dificulta la asistencia.

En este sentido, Martha Infanzón considera que la pandemia ha ayudado mucho al proyecto porque ahora la atención se está dando de manera virtual y esto ha permitido adaptar las sesiones a cada caso en particular, sin necesidad de traslados, ni gastos en transporte. Incluso se ha podido atender personas del interior de la República y de otros países.

La coordinadora de Proyecto Guadalupe afirma que hay mucha necesidad de oraciones por las chicas o chicos que asisten “para que abran su corazón a la Misericordia de Dios” y por quienes los acompañamos “para que Dios nos ilumine para poder transmitir el amor misericordioso de Dios”.

“También es importante dar a conocer el Proyecto para que más personas se beneficien de éste. Y nunca está de más, ayuda económica para poder realizar los retiros”.

Si deseas colaborar con este proyecto, te puedes comunicar al (55)35282734.

Te puede interesar: ¿Qué puedo hacer para que una mujer no aborte? ¡Te lo decimos!

Compartir




Publicidad