Nicaragua: ¡Déjennos trabajar en paz!, demanda clero a gobierno

En un pronunciamiento, la diócesis de Estelí condena el acoso del que es víctima la Iglesia Católica en Nicaragua
Mons. Rolando Álvarez afuera de la Curia de Matagalpa. Foto: Artículo 66
Mons. Rolando Álvarez afuera de la Curia de Matagalpa. Foto: Artículo 66

“¿Qué quieren? ¿Qué están haciendo? Les hacemos un llamado a la conversión y a dejar de fastidiarnos la vida, ¡déjennos trabajar en paz!”, con estas palabras la Diócesis de Estelí se pronunció contra el acoso que vive la Iglesia Católica de parte del gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo. 

“Liberen al obispo, los sacerdotes y los laicos y el Señor se apiadará de ustedes, si es que se convierten de corazón”, agrega la diócesis de la que es Administrador Apostólico Mons. Rolando Álvarez, a quien el gobierno tiene bajo arresto domiciliario. 

Puedes leer: Mi experiencia al documentar en video la represión política en Nicaragua

En el comunicado enfatizan que el gobierno acusó de incitadora a la iglesia católica por participar como mediadora en 2018 durante protestas estudiantiles contra el gobierno y a partir de ahí el acoso no ha parado. “La incitación al odio y la violencia la iniciaron ustedes, cuando el señor Daniel Ortega en el acto oficial de la celebración del 19 de julio de 2018, acusó públicamente a algunos obispos de ser golpistas, terroristas”. 

“Bien saben que lo que hicimos fue una labor de mediación evitando muertes innecesarias, auxiliar a los heridos, proteger la vida de nuestros hermanos nicaragüenses. Desde entonces han inyectado odio y, a Dios gracias, nuestro pueblo es noble y no se deja engañar”. 

Asimismo, la diócesis de Estelí reclama a Daniel Ortega y a Rosario Murillo el contribuir al destierro de monseñor Silvio Báez, obispo auxiliar que recibió amenazas de muerte; expulsar al nuncio apostólico, encarcelar y acosar sacerdotes y cancelar el Canal Católico de la Diócesis de Matagalpa.

Agradecen el apoyo del Papa

El claro de la diócesis aseguró que se siente agradecido con el Papa Francisco por su apoyo, y con las Conferencias Episcopales que se han solidarizado con ellos. 

“Nos sentimos fortalecidos con la cercanía, el dolor y la preocupación de nuestro Papa Francisco por los sufrimientos de la Iglesia Nicaragüense. Sabemos que estamos siempre presentes en sus oraciones”.

Puedes leer: El Papa pide un diálogo sincero para alcanzar la paz en Nicaragua

El obispo Silvio Báez, exiliado en Miami, tuiteó el comunicado y respaldó la postura de la diócesis.

Puedes leer completo el comunicado aquí:

 

Compartir