Mi experiencia al documentar en video la represión política en Nicaragua

Lo que ocurre hoy en Nicaragua me lleva compartirles lo que viví hace unos años al grabar el documental 'Señor, danos la paz', sobre la represión política.
Bandera de Honduras con un crucifijo
Las protestas en Nicaragua iniciaron en 2018

Ante los acontecimientos de persecución contra la Iglesia Católica que se siguen agravando en los últimos días en Nicaragua, me tomo como un compromiso la necesidad de compartirles mi experiencia personal en ese contexto.

Hace tiempo me tocó relatar en un trabajo de video documental la historia de la represión política de los últimos años, los esfuerzos de la Iglesia para conseguir la paz y el sufrimiento de los fieles católicos en Nicaragua.

Te puede interesar: Nicaragua: Por qué el gobierno persigue a la Iglesia católica

Así fue como surgió: “Señor, danos la paz”, un documental producido por Catholic Radio and TV Network (CRTN) y apoyado por la fundación internacional Aid to the Church in Need (ACN).

¿Por qué tanto odio hacia la Iglesia católica?

Nicaragua está atravesando un momento difícil de su historia, de tensión política y social con graves conflictos y violentos enfrentamientos.

Desde hace años, la Iglesia adoptó el papel de mediadora para la paz, e intervino para buscar la reconciliación. Lamentablemente, eso llevó a que los católicos se convirtieran en el blanco de violentos ataques.

Particularmente, en 2018, fueron los jóvenes quienes salieron a la calle a reclamar cambios. Muchos de ellos eran miembros de grupos de Pastoral Juvenil que no dudaron en expresar y sostener su fe, aun cuando eso los exponía a un gran peligro.

Te puede interesar: Nicaragua: Policía informa que obispo Álvarez está arrestado en Managua

En el documental se mezclan las terribles imágenes de violencia que les ha tocado sufrir a nuestros hermanos, con otras escenas en que toda la Iglesia sale a la calle a rezar el rosario, a adorar al Santísimo, a cantar y celebrar Misa pidiendo por la paz.

Persecución contra los jóvenes

Es la manera de mostrar esa preciada valentía de los jóvenes nicaragüenses por defender su fe. Uno de los jóvenes comentaba que su familia corría peligro si era visto en la iglesia, así que debía participar del grupo en secreto.

Otros jóvenes decidieron irse del país y dejar a su familia para no ceder a la presión que los condicionaba en su fe. Vimos a sacerdotes caminando entre piedras y balas, ahora vemos arrestos de periodistas, sacerdotes y obispos. Ha sido una de las experiencias más fuertes que me ha tocado narrar en un documental, pero estar allí es aún más duro.

Incluso la grabación no fue para nada fácil. La sensación de estar vigilados era constante. En el aire se percibía la violencia contenida y las fuertes situaciones de restricción y coerción. Al punto que, mientras grabábamos la entrevista a un joven frente de un templo, fuimos señalados por un grupo de paramilitares, y en breves instantes una patrulla policial detuvo al equipo completo y a los jóvenes que estaban con nosotros, y nos trasladaron con groserías a un centro de detención.

Con la confianza puesta en Dios y gracias a la intervención del obispo local pudimos salir luego de largas horas, pero la situación desagradable me permitió sentir la presión que se vive allí, en carne propia.

Te puede interesar: Bienaventurados si tienen hambre… En Nicaragua comulgan tras rejas

La esperanza viene de nuestro Señor que es más grande que todo mal, y eso es lo mismo que me han transmitido las personas que entrevisté allí.

No deseo a nadie los desafíos que les toca a vivir a nuestros hermanos y pastores en Nicaragua, pero creo que todos podemos aprender de la fortaleza y la confianza con la que ellos viven; anhelando, orando y trabajando por un tiempo mejor, de forma urgente para ellos y luego para toda la cristiandad.

“Señor danos la paz” un documental galardonado que narra la difícil situación de Iglesi de Nicaragua

Compartir