Una celebración con responsabilidad

Como Arquidiócesis Primada de México, hacemos un llamado a todos fieles guadalupanos a la responsabilidad.
Veladoras iluminan una imagen de la Virgen de Guadalupe. Foto: Gustavo Rojas
Veladoras iluminan una imagen de la Virgen de Guadalupe. Foto: Gustavo Rojas

Cada 12 de diciembre, millones de peregrinos visitan a la Virgen de Guadalupe en su santuario en el Tepeyac. Hace un año, ante el repunte de contagios de covid-19, se tomó la difícil decisión de cerrar la Basílica de Guadalupe del 10 al 13 de diciembre, esto, con el propósito de proteger la salud de los fieles.

Leer: Basílica pide anticipar visita y da opciones virtuales para 12 de diciembre

Este 2021, gracias a las condiciones actuales del semáforo epidemiológico, la Basílica de Guadalupe mantendrá sus puertas abiertas durante los festejos guadalupanos, hecho que nos llena de alegría; sin embargo, la pandemia aún no termina, por lo que serán necesarias medidas que prioricen la seguridad de los asistentes.

Estas medidas serán anunciadas por autoridades civiles y eclesiales en los próximos días; no obstante, monseñor Salvador Martínez, rector de la Basílica de Guadalupe, adelantó que no será posible que los peregrinos pasen la noche en el atrio y en la Plaza Mariana, como ocurre tradicionalmente.

A través de un video publicado en las redes sociales de la Basílica de Guadalupe, el rector también propuso a los fieles visitar el santuario mariano a lo largo de noviembre y diciembre, con la finalidad de evitar aglomeraciones durante los días 11 y 12.

Como Arquidiócesis de México, hacemos un llamado a los fieles guadalupanos a la responsabilidad. El año pasado, dieron un ejemplo de respeto, solidaridad y responsabilidad al acatar las órdenes de las autoridades para no asistir al recinto y celebrar desde sus comunidades y a través de las plataformas digitales.

Este año no debemos bajar la guardia, pues el riesgo de la pandemia aún es latente y somos responsables de nuestra salud y la de nuestro prójimo. Como devotos guadalupanos creemos en el amor y la protección maternal de Nuestra Madre en el Cielo. Como sus hijos, estamos llamados a cuidar nuestra vida y la de nuestros hermanos.

Hacemos un llamado a estar atentos y acatar las instrucciones de los autoridades civiles y religiosas que se darán a conocer en los próximos días y a recordar las palabras del Papa Francisco en septiembre de 2020: Una sociedad sana es la que cuida de la salud de todos.

Compartir




Publicidad