Papa Francisco: “Rezar por alguien más es el primer modo de amar”

En su catequesis de este miércoles, el Santo Padre aseguró que rezar es la primera forma de amar, y la primera forma de rezar por alguien es hablar con Dios de él o de ella.
Papa Francisco en Audiencia General.
Papa Francisco en Audiencia General.

La oración es la primera forma de amar a otra persona y de estar cerca de ella de una manera concreta, porque cuando rezamos nunca estamos solos, aseguró el Papa Francisco.

En su catequesis de este miércoles en la Audiencia General, el Santo Padre reflexionó sobre la comunión de los santos, y recordó que, en nuestra oración, “estamos inmersos en un majestuoso río de invocaciones que nos precede y continúa después de nosotros”.

Puedes leer: Papa Francisco: La oración es encender una luz en la noche


“Este vínculo de oración entre nosotros y los santos, es decir, entre nosotros y personas que han alcanzado la plenitud de la vida, este vínculo de oración lo experimentamos ya aquí, en la vida terrena: oramos los unos por los otros, pedimos y ofrecemos oraciones”

“La primera forma de rezar por alguien –agregó- es hablar con Dios de él o de ella. Si lo hacemos con frecuencia, todos los días, nuestro corazón no se cierra, permanece abierto a los hermanos. Rezar por los demás es la primera forma de amarlos y nos empuja a una cercanía concreta”.

De acuerdo con el Papa, incluso en los momentos de conflicto, una forma resolverlos, de suavizarlos, es rezar por esa persona con la que se tiene algún problema.

“Algo cambia con la oración. Lo primero que cambia es mi corazón, es mi actitud. El Señor lo cambia para hacer posible un encuentro, un nuevo encuentro y para evitar que el conflicto se convierta en una guerra sin fin”.

Puedes leer: Papa Francisco: No todas las oraciones son iguales

La oración, señaló el Papa, también es efectiva en los momentos de angustia.

“La primera forma de afrontar un momento de angustia es pedir a los hermanos, a los santos sobre todo, que recen por nosotros”.

“¡El nombre que nos dieron en el Bautismo no es una etiqueta ni una decoración! Suele ser el nombre de la Virgen, de un santo o de una santa, que no desean más que “echarnos una mano” en la vida, echarnos una mano para obtener de Dios las gracias que más necesitamos”.

Por último, el Papa Francisco señaló que, en la comunión de los santos no sólo participan quienes han ganado el Cielo, sino los ‘santos de la puerta de al lado’, los que viven con nosotros en la vida, que trabajan con nosotros y llevan una vida de santidad.

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios