La voz del Papa
rmb

Papa Francisco en el DOMUND: Seamos tejedores de fraternidad

En el Domingo Mundial de las Misiones 2020, el Papa Francisco se refirió a la primacia de Dios en la vida humana.
El Papa Francisco en el Ángelus del 18 de octubre de 2020. Foto: Vatican Media.
El Papa Francisco en el Ángelus del 18 de octubre de 2020. Foto: Vatican Media.

En el Ángelus de este domingo, el Papa Francisco se refirió al Domingo Mundial de las Misiones (DOMUND) que celebramos este 18 de octubre y aseguró que todos los católicos estamos llamados a ser tejedores de fraternidad, que siembran el Evangelio en el mundo a través de su voz y su testimonio.

La lectura del Evangelio de este domingo (Mt 22,15-21) muestra a Jesús afrontando la hipocresía de sus adversarios, los fariseos, quienes para desacreditarlo ante el pueblo le preguntan: ¿Es lícito pagar tributo -es decir pagar los impuestos- al César, o no?.


“En aquel tiempo, en Palestina, el dominio del imperio romano era mal tolerado -y se comprende, ¡eran invasores!-, también por motivos religiosos. Para la población, el culto al emperador, subrayado incluso por su imagen en las monedas, era una injuria al Dios de Israel”, explicó el Papa a los peregrinos reunidos en la plaza de San Pedro.

“Estaban seguros de acorralar a Jesús y hacerlo caer en su trampa. Pero Él conoce su malicia y se libra de la trampa. Les pide que le muestren la moneda del tributo -la moneda de los impuestos-, la toma en sus manos y pregunta de quién es la imagen impresa. Ellos responden que es del César, es decir, del emperador. Entonces Jesús replica: ‘Pues den al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios'”. 

Puedes leer: DOMUND: ¿qué es y por qué es importante para la Iglesia católica?

Una orientación clara para los creyentes de todos los tiempos

Esta escena, nos muestra una orientación clara para los creyentes de todos los tiempos, aseguró el Papa Francisco.

Fieles reunidos en la plaza de San Pedro para el Ángelus. Foto: Vatican Media.

Fieles reunidos en la plaza de San Pedro para el Ángelus. Foto: Vatican Media.

“Por una parte, reconoce que se debe pagar el tributo al César -también nosotros: hay que pagar los impuestos-, porque la imagen sobre la moneda es la suya; pero, sobre todo, recuerda que cada persona lleva en sí otra imagen -la llevamos en el corazón, en el alma-, la de Dios, y por tanto es a Él, y solo a Él, a quien cada uno debe la propia existencia, la propia vida”.

Pagar los impuestos es un deber de los ciudadanos, así como cumplir las leyes justas del Estado. Al mismo tiempo, es necesario afirmar la primacía de Dios en la vida humana y en la historia, respetando el derecho de Dios sobre todo lo que le pertenece”.

La misión de la Iglesia y de los católicos

Por ello, derivado de esta primacia de Dios en nuestras vidas, la misión de la Iglesia y de los cristianos es “hablar de Dios y testimoniarlo a los hombres y a las mujeres del propio tiempo. Cada uno de nosotros, por el Bautismo, está llamado a ser presencia viva en la sociedad, animándola con el Evangelio y con la savia vital del Espíritu Santo”.

“Se trata de esforzarse con humildad y con valor, dando la propia contribución a la edificación de la civilización del amor, en la que reinan la justicia y la fraternidad”, aseguró el Santo Padre.

Puedes leer: 7 cosas que debes saber sobre las misiones

DOMUND, somos tejedores de fraternidad

En su mensaje posterior al Ángelus, el Papa Francisco recordó a los fieles que este domingo 18 de octubre celebramos la Jornada Mundial de las Misiones con el tema: ¡Aquí estoy, mándame! (Is 6,8) Tejedores de fraternidad.

Fieles reunidos en la plaza de San Pedro en el DOMUND 2020. Foto: Vatican Media.

La comunidad peruana de Roma en la plaza de San Pedro en el DOMUND 2020. Foto: Vatican Media.

“Es hermosa esta palabra, ‘tejedores’. Todos los cristianos están llamados a ser tejedores de fraternidad. Lo son, de modo especial, los misioneros y misioneras -sacerdotes, consagrados y laicos- que siembran el Evangelio en el gran campo del mundo. Recemos por ellos y démosles nuestro apoyo concreto”.

El Papa agradeció de igual forma la liberación del padre Pier Luigi Maccalli que había sido secuestrado hace dos años en el Níger. “Nos alegramos también porque con él han sido liberados otros tres rehenes. Sigamos rezando por los misioneros y los catequistas, y también por cuantos son perseguidos o secuestrados en diversas partes del mundo”.

Puedes leer: ¿En qué utiliza la Iglesia el dinero que se recauda en el DOMUND?

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

 

Comentarios