El sábado, el Papa Francisco rezará el Rosario por el fin de la pandemia

El Rosario iniciará a las 17:30 horas, tiempo de Roma, 10:30 de la mañana en la Ciudad de México, y será transmitido en vivo a todo el mundo.
El Papa Francisco presidirá el rezo del Rosario este sábado 30 de mayo, desde la Gruta de Lourdes en los jardines del Vaticano para pedir a Nuestra Señora ayuda y socorro por la pandemia. Todo el mundo podrá unirse en oración con el Santo Padre, pues esta iniciativa será transmitida en vivo a todos los países. Para ello, se ha convocado la participación de los principales santuarios marianos, entre ellos la Basílica de Guadalupe. Leer: Las dos oraciones del Papa Francisco para rezar el Rosario durante mayo El Rosario iniciará a las 17:30 horas, tiempo de Roma; 10:30 de la mañana en la Ciudad de México y será transmitida en vivo en el canal de Youtube de la Basílica de Guadalupe, y en Facebook y Youtube de Desde la fe. [caption id="attachment_41739" align="alignnone" width="960"] ¿Qué es el Santo Rosario? ¿Qué es el Santo Rosario?[/caption] Se trata de un acto de oración mundial para los que quieran unirse con el Papa Francisco en vísperas del domingo de Pentecostés, explicó la Oficina de Prensa de la Santa Sede, en un comunicado. El Rosario del Papa es organizado por el Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización, sobre el tema: "Perseverantes y concordes en la oración, junto con María (Hechos 1,14)". Leer: Con este Rosario pídele a la Virgen María que nos libre del coronavirus “El Santo Padre depositará los tantos afanes y penas de la humanidad, agravados aún más por la difusión del Covid-19”. “La cita para el final del mes mariano es un signo más de cercanía y consuelo para aquellos que, de diversas maneras, han sido afectados por el coronavirus, en la certeza de que la Madre Celestial no desatiende las peticiones de protección”, dice el boletín. Los misterios serán rezados por hombres y mujeres representantes de los sectores más afectados por la pandemia: un médico y una enfermera, una persona curada y una que ha perdido un familiar; un sacerdote capellán de un hospital y una monja enfermera; una farmacéutica y una periodista; un voluntario de Protección Civil con su familia; y una familia joven, a la que nació un niño precisamente en este período período, como signo de esperanza y de la victoria de la vida sobre la muerte.

El Papa Francisco presidirá el rezo del Rosario este sábado 30 de mayo, desde la Gruta de Lourdes en los jardines del Vaticano para pedir a Nuestra Señora ayuda y socorro por la pandemia.

Todo el mundo podrá unirse en oración con el Santo Padre, pues esta iniciativa será transmitida en vivo a todos los países. Para ello, se ha convocado la participación de los principales santuarios marianos, entre ellos la Basílica de Guadalupe.

Leer: Las dos oraciones del Papa Francisco para rezar el Rosario durante mayo


El Rosario iniciará a las 17:30 horas, tiempo de Roma; 10:30 de la mañana en la Ciudad de México y será transmitida en vivo en el canal de Youtube de la Basílica de Guadalupe, y en Facebook y Youtube de Desde la fe.

¿Qué es el Santo Rosario?

¿Qué es el Santo Rosario?

Se trata de un acto de oración mundial para los que quieran unirse con el Papa Francisco en vísperas del domingo de Pentecostés, explicó la Oficina de Prensa de la Santa Sede, en un comunicado.

El Rosario del Papa es organizado por el Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización, sobre el tema: “Perseverantes y concordes en la oración, junto con María (Hechos 1,14)”.

Leer: Con este Rosario pídele a la Virgen María que nos libre del coronavirus

“El Santo Padre depositará los tantos afanes y penas de la humanidad, agravados aún más por la difusión del Covid-19”.

“La cita para el final del mes mariano es un signo más de cercanía y consuelo para aquellos que, de diversas maneras, han sido afectados por el coronavirus, en la certeza de que la Madre Celestial no desatiende las peticiones de protección”, dice el boletín.

Los misterios serán rezados por hombres y mujeres representantes de los sectores más afectados por la pandemia: un médico y una enfermera, una persona curada y una que ha perdido un familiar; un sacerdote capellán de un hospital y una monja enfermera; una farmacéutica y una periodista; un voluntario de Protección Civil con su familia; y una familia joven, a la que nació un niño precisamente en este período período, como signo de esperanza y de la victoria de la vida sobre la muerte.