Cielo y tierra
rmb

Con este Rosario pídele a la Virgen María que nos libre del coronavirus

Además de las medidas sanitarias, los creyentes tenemos un recurso valiosísimo: la intercesión de la Virgen María. Pidámosela con el Santo Rosario.
El Santo Rosario contra el coronavirus Covid-19
El Santo Rosario contra el coronavirus Covid-19

El arma más poderosa con la que contamos los creyentes para combatir la pandemia de coronavirus COVID-19 es la oración. Esto no significa que no tengamos que seguir las indicaciones de las autoridades sanitarias, desde luego que hay que cumplirlas, pero los católicos tenemos un recurso extra y valiosísimo: nuestra fe en Dios y la intercesión de nuestra Madre la Virgen María.

Leer: Las dos oraciones del Papa Francisco para rezar el Rosario durante mayo

En las apariciones marianas recientes, reconocidas por la Iglesia, Ella siempre pide insistentemente que recemos el Rosario. Es lógico. Se trata de una oración muy completa, en la que vamos repasando los momentos principales de la vida de Jesús y de María (san Juan Pablo II la llamaba ‘compendio del Evangelio’, y decía que era su oración favorita), y además nos encomendamos a nuestro Padre Celestial y a Aquélla a la que Jesús, estando en la cruz, nos dio por Madre, ¿qué más se puede pedir?

Ahora bien, cuando se habla de rezar el Rosario, tal vez mucha gente se resista, porque tiene la idea de que es un rezo aburrido, repetitivo, que le obligaban a hacer en su infancia, pero se equivoca. Rezar el Rosario no es para nada aburrido cuando se reza bien, ¿y qué es rezarlo bien? Desde luego no es rezarlo apresuradamente, apenas mencionando cada Misterio y en seguida atropellando los Padrenuestros y Avemarías a mil por hora, casi sin respirar.

¿Qué es el Santo Rosario?

¿Qué es el Santo Rosario?

Rezar bien el Rosario implica hacer estas cuatro cosas:

  1. Recordar o releer el texto bíblico al que corresponde el Misterio. (Es importante para dejar que la Palabra de Dios nos hable al corazón).
  2. Tomar un minuto para reflexionarlo y relacionarlo con lo que estamos viviendo. (Ello permite al Espíritu Santo hacernos notar algún detalle en particular que iluminará nuestra vida).
  3. Dialogar con Jesús al respecto y pedirle Su ayuda. A diferencia de lo que se suele creer, que el Rosario sólo tiene que ver con María, en realidad habla más de Jesús, y por eso dialogamos con Él sobre lo que reflexionamos.
  4. Dialogar con María al respecto y pedirle su intercesión. Por último, pero no por ello menos importante, acudimos a nuestra Madre amorosa, también para platicar con Ella y para pedirle que ruegue por nosotros.

En nuestra edición digital te presentamos una propuesta para rezar el Rosario específicamente con la intención de pedir los afectados por la pandemia de coronavirus. ¡Suscríbete en este enlace!

Comentarios