La voz del Papa

El Papa pide establecer medidas para proteger a menores en internet

Presidió la apertura del encuentro "Promover la dignidad digital del niño - Del concepto a la acción".
Audiencia Del Papa Con Los Participantes Del Congreso "Promoting Child Dignity". Foto: Vatican Media
Audiencia Del Papa Con Los Participantes Del Congreso "Promoting Child Dignity". Foto: Vatican Media

El Papa Francisco presidió la apertura del encuentro internacional “Promover la dignidad digital del niño – Del concepto a la acción“, que reúne a representantes de organizaciones internacionales, organizaciones  no gubernamentales, empresas tecnológicas como Microsoft, Apple, Amazon, Facebook, políticos, juristas y líderes religiosos.

Este encuentro, tiene como objetivo analizar los riesgos que afrontan los menores en internet, así como proponer y apoyar iniciativas y medidas concretas para evitar delitos contra los niños a través de los medios digitales.

“La Iglesia Católica en las últimas décadas, como resultado de las dramáticas experiencias vividas en su cuerpo, ha alcanzado una viva conciencia de la gravedad de los abusos sexuales contra menores y de sus consecuencias, del sufrimiento que causan, de la urgencia de curar las heridas, de combatir estos crímenes con la máxima determinación y de desarrollar una prevención eficaz”, dijo el Papa Francisco en el discurso inaugural.

Tras recordar que según estudios fiables, la edad media de acceso a la pornografía por primera vez es actualmente de 11 años y tiende a descender aún más, el Pontífice afirmó que aunque los padres son los principales responsables de la educación de sus hijos, ahora les resulta cada vez más difícil controlar el uso de los aparatos electrónicos por parte de sus hijos. De ahí que la industria deba cooperar con los padres en su responsabilidad educativa.

Leer: ¿Consumen pornografía? Esto te puede pasar

En un mundo como el nuestro, en el que las fronteras entre los Estados se ven continuamente superadas por la dinámica creada por los desarrollos digitales, nuestros esfuerzos deben tomar la dimensión de un movimiento global que una los más nobles compromisos de la familia humana y de las instituciones internacionales para la protección de la dignidad de los menores y de cada persona.

“Queremos desterrar de la faz de la tierra la violencia y todo tipo de abusos contra los menores. Mirémoslos a los ojos: son sus hijas y sus hijos, debemos amarlos como obras maestras e hijos de Dios. Tienen derecho a una buena vida. Tenemos el deber de hacer todo lo posible para que la tengan”, concluyó.

Con información de Vatican News