El Papa Francisco dona 25 mil euros al Programa Mundial de Alimentos

El Papa Francisco hizo una donación al Programa Mundial de Alimentos como un gesto de preocupación por los estragos del coronavirus.
Papa Francisco en la Solemnidad de San Pedro y San Pablo.
Papa Francisco en la Solemnidad de San Pedro y San Pablo.

El Papa Francisco donó 25,000 euros al Programa Mundial de Alimentos (PMA), como un gesto de preocupación ante la pandemia del coronavirus COVID-19 que afecta al mundo y para demostrar su cercanía con las personas afectadas.

“Esta suma quiere ser una expresión inmediata del sentimiento de cercanía del Santo Padre a las personas afectadas por la pandemia y a quienes se dedican a los servicios esenciales en favor de los pobres y de los más débiles y vulnerables de nuestra sociedad”, señaló el comunicado de la Santa Sede.

Lee: El Papa dona 100,000 euros a Cáritas para mitigar daños de coronavirus


Este es un gesto paternal del Papa Francisco para dar aliento a la labor humanitaria de la Organización y a otros países que, en este momento de crisis, desean sumarse a las formas de apoyo al desarrollo integral y a la salud pública, y combatir la inestabilidad social, la falta de seguridad alimentaria, el creciente desempleo y el colapso de los sistemas económicos de las naciones más vulnerables.

Dicha donación se realizó a través del Dicasterio del Servicio del Desarrollo Humano Integral y con la colaboración del Representante Permanente de la Santa Sede ante la FAO, el FIDA y el PMA.

Papa Francisco en oración. Foto: Zenit

Papa Francisco en oración. Foto: Zenit

Donaciones del Papa por la pandemia

La pandemia por coronavirus COVID-19 es una gran inquietud del Papa Francisco, pues ha hecho diversas donaciones para mitigar los estragos de esta enfermedad en el mundo.

A finales de junio, el Sumo Pontífice donó 35 respiradores a los países cuyos sistemas sanitarios se encuentran en graves dificultades para enfrentar la pandemia de COVID-19.  Tres de los 35 respiradores han sido donados a México, y otros países beneficiados fueron: Haití (4 respiradores); República Dominicana (2); Bolivia (2); Brasil (4); Colombia (3); Ecuador (2); Honduras (3); Venezuela (4); Camerún (2); Zimbabwe (2); Bangladesh (2), y Ucrania (2).

Cada respirador artificial oscila entre los 20 y 30 mil dólares, y estos no son los únicos que donó el Papa. En marzo pasado, el Pontífice regaló también 30 respiradores artificiales a varios hospitales de España e Italia.

En marzo, el Papa hizo un donativo de 100.000 euros, con el fin de ayudar a Caritas Italiana para asegurar el acompañamiento de los pobres y vulnerables, con el propósito de cuidar y proteger a los más vulnerables, mientras en ese país se adoptaban las medidas necesarias para frenar la propagación del COVID-19.