Sabías que
rmb

Anacleto González Flores y otros santos que fueron abogados

Estos santos son abogados que ruegan al Creador para que también alcancemos la santidad.
Beato Anacleto González Flores.
Beato Anacleto González Flores.

Todos los santos son intercesores ante Dios de las necesidades humanas, en virtud de la Comunión de los Santos, y, por lo tanto, son abogados que ruegan al Creador para que también alcancemos la santidad, y por los múltiples aspectos materiales que nos aquejan.

Este 13 de julio, la Iglesia celebra al beato Anacleto González Flores, quien fue abogado de profesión y coincidentemente, el día anterior a esta fiesta litúrgica, el 12 de Julio, en México se celebró el Día del Abogado.

En los difíciles años de la persecución religiosa en México (1926-1929), Anacleto González Flores se empeñó en defender a la Iglesia Católica y la libertad de Culto que, en contra de la generalizada devoción popular, el gobierno impuso una cadena de obstáculos; su lucha como laico que era lo llevó al martirio y por ello, fue asesinado en su natal Jalisco el 1 de abril de 1927.


Al lado de este mártir estuvieron otros beatos y santos que también se preocuparon por abogar frente a un cúmulo de injusticias que en aquellos años se cometieron.

Hay santos muy conocidos que ejercieron la abogacía, entre ellos, Tomas Moro, quien además de ser un notable político en Inglaterra, fue profesor de leyes, juez y abogado que por oponerse al divorcio de Enrique VIII y Catalina de Aragón, para casarse con Ana Bolena, además de no reconocer al monarca como cabeza de la Iglesia en su reino, fue encerrado en la Torre de Londres y decapitado el 6 de julio de 1535.

 Otro santo que ejerció esta profesión fue San Ivo de Kermnartin (1253-1303), quien nació en Bretaña por lo que es considerado francés. Él estudió en la Universidad de Paris donde se graduó en leyes y derecho canónigo, por lo que fue designado como juez eclesiástico y pronto fue conocido como el Juez de los Pobres.  En la iconografía religiosa, es representado con una bolsa y un pergamino entre un hombre rico y uno pobre.

San Raimundo de Peñafort (1175-1275), clérigo dominico nacido en Barcelona, es considerado patrón de los juristas pues entre otras cosas, escribió las Decretales de Gregorio IX, promulgadas por este Papa, y que fue el cuerpo de Derecho Canónigo que estuvo vigente en la Iglesia hasta 1917, con la aprobación de un nuevo texto. Él fue amigo estrecho de Santo Tomás de Aquino.

El italiano San Alfonso María Ligorio, (1696-1787), famoso por su amor mariano, fue abogado, poeta y escritor. Es uno de los Doctores de la Iglesia. Estudió en la Universidad de Nápoles y como un caso excepcional, a los 16 años obtuvo con notas sobresalientes el grado de Doctor en Derecho Civil y en Derecho Canónigo. Escribió más de 111 obras, y es considerado patrono de los abogados católicos, moralistas y confesores. 

Es interminable la lista de santos y beatos que a lo largo de sus vidas dieron ejemplo de justicia y procuraron el cumplimiento de las causas justas, y en México, hay casos notables como el del Siervo de Dios Fray Bartolomé de las Casas o Fray Vasco de Quiroga, en Michoacán, quien llegó a México como Oidor de la Real Audiencia.

Comentarios