Editorial

Cero impunidad en los abusos

Este es un momento determinante para actuar unidos y en comunión.
El encuentro La protección de menores en la Iglesia sienta un importante precedente para evitar y erradicar este grave flagelo. Foto: Vatican Media
El encuentro La protección de menores en la Iglesia sienta un importante precedente para evitar y erradicar este grave flagelo. Foto: Vatican Media

Hoy, 24 de febrero, culmina uno de los eventos capitales organizados por la Iglesia en los últimos años: la cumbre sobre La protección de los menores en la Iglesia, que reunió en Roma a obispos y expertos de todo el mundo. El encuentro sienta un importante precedente para evitar y erradicar este grave flagelo.

Los abusos representan un tema que “nos duele y avergüenza”, como señaló monseñor Alfonso Miranda Guardiola, secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano, y constituyen una situación ante la cual la Iglesia también alza la voz para exigir justicia, sobre todo cuando se cometen a la sombra de una investidura eclesiástica.

Leer: Papa Francisco: “Escuchemos el grito de los pequeños que piden justicia”

Esta problemática nos obliga a actuar con determinación, con firmeza, con pasos sólidos y fuertes. Nuestro deber primero e irrenunciable es con las víctimas, y sabemos que si esta batalla parte desde la escucha y la atención a quienes sufren este mal, los resultados serán mejores.

Más allá de ser un un mal que ha golpeado fuertemente la credibilidad de la Iglesia, también es un terrible mal que se repite en muchos otros ámbitos, y por lo mismo, debemos atacarlo como una comunidad unida; de otra forma, todo esfuerzo unilateral podría ser objeto de sospecha o menosprecio.

Leer: Las 21 propuestas del Papa para combatir los abusos sexuales

Así como en la esfera universal, también la Iglesia en México ha emprendido varias acciones en contra de los abusos a menores. Entre ellas, la Guía del Procedimiento a Seguir en Casos de Abuso Sexual de Menores por Parte de Clérigos; también se acogieron las disposiciones del Papa Francisco al respecto; y se elaboró el Protocolo de Protección de Menores, a fin de establecer criterios para la prevención y, en su caso, sanción canónica y penal en contra de los probables responsables, entre otras acciones.

Leer: ¿Qué hace la Iglesia en México para combatir los abusos sexuales?

Se ha trabajado en criterios para la aceptación de candidatos a los seminarios, y se instauró el Equipo Nacional de Protección de Menores. Asimismo, la Iglesia en México ha mostrado total disposición para trabajar con las autoridades, y respetar los lineamientos de la Constitución Mexicana, y los tratados internacionales en materia de Derechos Humanos. Todo esto, además de las nuevas disposiciones que surjan de la cumbre que hoy culmina.

Te puede interesar: México, clave en la lucha contra los abusos

Es un momento determinante para actuar en unión y comunión, por lo que a nuestros fieles les pedimos su apoyo denunciando estos crímenes, pero también su oración para que, de la mano de Dios y de la Virgen de Guadalupe, logremos dar pasos efectivos para ser fieles a la misión recibida, para decir “no” a la impunidad, y para evitar todo abuso en cualquier nivel y en cualquier ámbito. Sobre todo en lo que se refiere a nuestros niños y jóvenes.

Puedes leer: El Vaticano pide no encubrir abusos por miedo al escándalo