El milagro de las rosas: La Virgen de Guadalupe dejó huella en Catedral

Uno de los momentos más importantes de las apariciones de la Virgen de Guadalupe ocurrió en la Catedral Metropolitana de México.
Tilma y ayate no son sinónimos. Te explicamos por qué.
Representación de la presentación del ayate de san Juan Diego al obispo Zumárraga.

Cuando recordamos la historia de las apariciones de Nuestra Señora de Guadalupe nos viene a la mente la imagen de la Madre del Cielo ante el indio Juan Diego en el cerro del Tepeyac. Pero, ¿sabías que la Virgen de Guadalupe también se apareció en la Catedral Metropolitana de México?

En un encuentro con medios de comunicación para presentar los nuevos recorridos navideños, el canónigo Ricardo Valenzuela, Deán de la Catedral Metropolitana de México, explicó que fue en ese lugar donde ocurrió el Milagro de las Rosas.

Puedes leer: La Catedral Metropolitana abre recorridos para visitar su Nacimiento 

Aquel 12 de diciembre de 1531, san Juan Diego dejó caer las rosas de su tilma, mostrando al Obispo Fray Juan de Zumárraga y a quienes le acompañaban la sagrada imagen.

Nican Mopohua - San Juan Diego y la Virgen de Guadalupe. Pintura.

Nican Mopohua – San Juan Diego y la Virgen de Guadalupe. Pintura.

La Virgen se apareció en la Catedral. Las rosas las traía Juan Diego aquí, para ver al Obispo de México. Cuando Juan Diego dejó caer las rosas, lo hizo en la Catedral de México”, recordó el padre Valenzuela.

“Hace 490 años, Juan Diego se presentó ante el Obispo de México y tendríamos que preguntarnos, de acuerdo al Nican Mopohua, ¿dónde estaba el Obispo de México? Pues estaba aquí, en la Catedral Metropolitana. No en este edificio porque no existía este inmueble sino en la Catedral anterior. Pero el lugar físico donde cayeron las rosas es en esta misma zona”.

Un Jardín de las Rosas en la Catedral Metropolitana

El Dean de la Catedral, Ricardo Valenzuela, en el Patio de los Canónigos. Foto: Desde la fe.

El Deán de la Catedral, Ricardo Valenzuela, en el Patio de los Canónigos. Foto: Desde la fe.

Para conmemorar este momento histórico, el Deán del Cabildo Metropolitano adelantó que ya existe un anteproyecto para transformar el actual Patio de los Canónigos en el Jardín de las Rosas.

“La idea –agregó- sería que, además de las rosas, hubiese otros arbustos como azáleas, pero también algunos cítricos (…) Yo quisiera iniciarlo el próximo año”.

 

Puedes leer: Conoce la Capilla de Ánimas, el ‘templo secreto’ de la Catedral de México

Compartir




Publicidad