La pregunta indispensable al inicio de la Cuaresma

Desde el inicio de la pandemia, el Papa Francisco planteó esta pregunta a cada persona y comunidad.
La Cuaresma es un tiempo de arrepentimiento y perdón. Foto: Cathopic
La Cuaresma es un tiempo de arrepentimiento y perdón. Foto: Cathopic

Participa cada lunes a las 21:00 horas (tiempo del centro de México) en La Voz del Obispo en Facebook Live.  Este lunes 28 de febrero podrás conversar con el autor de este texto sobre la Cuaresma, el Arzobispo Primado de México, Mons. Carlos Aguiar Retes. 

 

Ante la llegada inminente de la Cuaresma, que iniciará el próximo miércoles, deseo plantearles una pregunta fundamental, que desde el inicio de la pandemia el Papa Francisco planteó, tanto a cada persona como a cada comunidad y como Iglesia:


¿De esta pandemia salgo mejor persona, mejor comunidad y mejor Iglesia?, o ¿lamentablemente estoy peor?, porque igual que antes no saldremos.

Puedes leer: Las 3 claves del mensaje del Papa Francisco para la Cuaresma 2022

Para tomar conciencia de la importancia de responder esta pregunta les recuerdo lo expresado en el Concilio Vaticano II, en la Constitución Pastoral Gaudium et Spes:

1 Los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias de los hombres de nuestro tiempo, sobre todo de los pobres y de cuantos sufren, son a la vez gozos y esperanzas, tristezas y angustias de los discípulos de Cristo. Nada hay verdaderamente humano que no encuentre eco en su corazón. La comunidad cristiana está integrada por hombres que, reunidos en Cristo, son guiados por el Espíritu Santo en su peregrinar hacia el reino del Padre y han recibido la buena nueva de la salvación para comunicarla a todos. La Iglesia por ello se siente íntima y realmente solidaria del genero humano y de su historia.

4. Para cumplir esta misión es deber permanente de la Iglesia escrutar a fondo los signos de la época e interpretarlos a la luz del Evangelio, de forma que, acomodándose a cada generación, pueda la Iglesia responder a los perennes interrogantes de la humanidad sobre el sentido de la vida presente y de la vida futura y sobre la mutua relación de ambas. Es necesario por ello conocer y comprender el mundo en que vivimos, sus esperanzas, sus aspiraciones y el sesgo dramático que con frecuencia le caracteriza.

7. El cambio de mentalidad y de estructuras somete con frecuencia a discusión las ideas recibidas. Esto se nota particularmente entre jóvenes, cuya impaciencia e incluso a veces angustia, les lleva a rebelarse. Conscientes de su propia función en la vida social, desean participar rápidamente en ella. Por lo cual no rara vez los padres y los educadores experimentan dificultades cada día mayores en el cumplimiento de sus tareas.

11. El Pueblo de Dios, movido por la fe, que le impulsa a creer que quien lo conduce es el Espíritu del Señor, que llena el universo, procura discernir en los acontecimientos, exigencias y deseos, de los cuales participa juntamente con sus contemporáneos, los signos verdaderos de la presencia o de los planes de Dios. La fe todo lo ilumina con nueva luz y manifiesta el plan divino sobre la entera vocación del hombre.

He aquí las preguntas que aguardan nuestra respuesta:

1 Como Persona:

¿Qué mensaje me ha transmitido Dios mediante la pandemia? ¿En qué me ha ayudado?

2 Como Familia y Sociedad:

¿Qué cuestionamientos me ha planteado como familia, y como sociedad?
¿Qué criterios fundamentales recomendaría para recomponer y levantar las relaciones, las colaboraciones, y los funcionamientos de la sociedad actual?

3 Como Iglesia:

¿Asumiendo la pandemia como Signo de los tiempos, qué signos nos revela, como Iglesia, en particular como Arquidiócesis de México, que estamos mejorando o empeorando como comunidad de discípulos misioneros de Jesucristo?

¿En qué me comprometería a colaborar con mi Parroquia, movimiento o asociación?

La propuesta de nuestra Arquidiócesis es “Revitalicemos nuestra Fe”.
Durante el resto de este año 2022 iniciando con la Cuaresma, todas las Parroquias ofrecerán una serie de iniciativas en torno al objetivo de revitalizar nuestra fe, participando en dichas actividades.

Podrán encontrarlas en nuestra página arquidiocesana.

 

Participa cada lunes a las 21:00 horas (tiempo del centro de México) en La Voz del Obispo en Facebook Live.