La paz se construye a diario con estas tres herramientas

El Papa Francisco enlista tres herramientas en su mensaje para la Jornada Mundial de la Paz.
Maestros de todo el mundo se han adaptado a dar clases a distancia. Foto: Unicef.
Maestros de todo el mundo se han adaptado a dar clases a distancia. Foto: Unicef.

Participa cada lunes a las 21:00 horas (tiempo del centro de México) en La Voz del Obispo en Facebook Live.  Este lunes 19 de diciembre podrás conversar con el autor de este texto sobre la paz, Mons. Salvador González, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis Primada de México. 

 

Sobre el Mensaje del Santo Padre para celebrar la 55o. Jornada Mundial por la paz: Diálogo entre generaciones, educación y trabajo: Instrumentos para construir una paz duradera.

Nos encontramos en el tiempo de la Navidad, celebramos este domingo el día de la Sagrada Familia y comenzaremos el año con la Solemnidad de Santa María Madre de Dios, justamente ese día el Santo Padre, como desde hace 55 años, nos invita a vivir una “Jornada de reflexión y oración por la paz”. El título de su mensaje es del todo sugerente, de manera especial por dar una idea de los instrumentos para construir una paz duradera.

Los así llamados por el Papa “instrumentos” para construir la paz, tienen que ver con el mundo de la familia, y por supuesto con las especiales resonancias para la gran familia humana.

El Papa Francisco comienza su mensaje con una mirada realista al problema de la falta de paz, al ruido de las guerras, a toda la crisis provocada por la pandemia en los diferentes aspectos para la vida de los pueblos, a la grave situación medioambiental con el deterioro de nuestra casa común, así como el rumbo equivocado del modelo económico mundial. Y entonces nos recuerda: “la paz es tanto un don de lo alto como un compromiso compartido”, y deja ver como la “arquitectura” en favor de la paz es propia de las instituciones y los gobiernos, mientras el “artesanado” corresponde a los individuos.

Es por eso que, el Santo Padre señala: el diálogo entre las generaciones, la educación y el trabajo, como los caminos para la edificación de la paz.

En cuanto al diálogo entre generaciones, para las situaciones de la sociedad y en la construcción de la paz, es fundamental hacer el puente entre el pasado y el futuro, entre la experiencia y la novedad creativa, de tal manera que pueda darse siempre cabida al otro, sin pretender siempre los protagonistas ocupados en los propios intereses.

Ahora bien, la instrucción y la educación son los vectores para el desarrollo humano integral; hacen a la persona más libre y responsable, y son indispensables para la defensa y la promoción de la paz. Son las bases para una sociedad cohesionada, civil, capaz de generar esperanza, riqueza y progreso.

Promover y asegurar el trabajo construye la paz, pues el trabajo dice el Papa, es expresión de uno mismo y de los propios dones, pero también es compromiso, esfuerzo, colaboración con otros, porque se trabaja siempre con o por alguien. Así, el trabajo es el lugar donde aprendemos a ofrecer nuestra contribución por un mundo más habitable y hermoso. Además, cuando las empresas y las instancias que promueven el trabajo, logran entender su función social, más se convierten en lugares en los que se ejercita la dignidad humana, participando a su vez en la construcción de la paz.

Educación y trabajo son ámbitos en los que se construye la paz, y también desde donde hay oportunidad de entablar un fecundo diálogo intergeneracional, de tal manera que estos caminos señalados por el Papa Francisco se refuerzan en un objetivo común: edificar la paz.

Concluye el Santo Padre su mensaje reconociendo que como humanidad seguimos en los esfuerzos por salir de la pandemia, agradece los esfuerzos de todos los actores en el campo médico, social, caritativo para enfrentar tanto dolor y sufrimiento. Asimismo, agradece a los gobiernos y a los lideres de las comunidades eclesiales por todo su trabajo, y nos anima a todos a seguir avanzando con valentía y creatividad en los caminos que nos ha señalado a lo largo de su texto.

Espero que estas líneas nos animen a leer completo el mensaje y nos lleven siempre a reflexionar e ir progresando en la gran aspiración de todos nosotros: ser hijos de Dios.

 

Puedes leer: ¿Quién fue Desmond Tutu?, uno de los ‘héroes’ del Papa Francisco

 

Este texto pertenece a nuestra sección La Voz del Obispo y se complementa con la transmisión en vivo que realizará su autor este lunes 26 de diciembre a través de Facebook Live a las 9 PM. ¡Participa!