¿Quién fue Desmond Tutu?, uno de los ‘héroes’ del Papa Francisco

El arzobispo anglicano Desmond Tutu fue uno de los inspiradores de la encíclica Fratelli Tutti, falleció a los 90 años.
El arzobispo anglicano Desmond Tutu recibió el Premio Nobel de la Paz el 15 de octubre de 1984. Foto: Reuters
El arzobispo anglicano Desmond Tutu recibió el Premio Nobel de la Paz el 15 de octubre de 1984. Foto: Reuters

A los 90 años de edad, en Sudáfrica, falleció el arzobispo anglicano Desmond Tutu, quien fue opositor a la política racista del apartheid, razón por la que recibió el Premio Nobel de la Paz el 15 de octubre de 1984, entre tantas otras distinciones y reconocimientos internacionales a lo largo de su vida.

El fallecimiento ocurrió este 26 de diciembre. A través de un telegrama dirigido al Nuncio Apostólico en el país africano, Monseñor Peter B. Wells, el Papa Francisco expresó sus condolencias a la familia y a los seres queridos de Tutu, “encomendando su alma a la amorosa misericordia de Dios, invocando las bendiciones divinas de paz y consuelo en el Señor Jesús sobre todos los que lloran su fallecimiento con la esperanza segura y cierta de la resurrección”.

Desmond Tutu estaba “al servicio del Evangelio, mediante la promoción de la igualdad racial y la reconciliación en su Sudáfrica”, agrega el telegrama firmado por el Cardenal Secretario de Estado, Pietro Parolin.

Puedes leer: Los 3 caminos del Papa Francisco hacia la paz

El Papa Francisco lo menciona en su encíclica Fratelli Tutti (Todos hermano) del 2020 como uno de los inspiradores de su reflexión sobre la fraternidad universal.

Para escribir la encíclica, menciona, “me sentí motivado especialmente por san Francisco de Asís, y también por otros hermanos que no son católicos: Martin Luther King, Desmond Tutu, el Mahatma Mohandas Gandhi”.

Puedes leer: Resumen de Fratelli Tutti, la encíclica del Papa Francisco sobre fraternidad

Al servicio del Evangelio y por la paz en Sudáfrica

Cuando el presidente Nelson Mandela, de religión metodista, fue electo presidente de Sudáfrica en 1994, con el triunfo del Congreso Nacional Africano, el arzobispo Desmond Tutu fue nombrado Director de la Comisión para la verdad y la reconciliación, y fue uno de los forjadores de la paz en ese país.

Desmond Tutu encontró en su lucha el respaldo de las iglesias cristianas y en 1972 fue designado como Vicedirector del fondo teológico de educación del Consejo Mundial de Iglesias.

Fue el primer obispo negro de Sudáfrica y fue rector de la Catedral de Santa María en Johannesburgo. El Papa Francisco lo menciona en su encíclica Fratelli Tutti del 2020 como uno de los inspiradores de su reflexión sobre la fraternidad universal.

Tutu nació el 7 de octubre de 1931 en la ciudad minera de Klerksdorp. Durante varios años fue profesor de escuelas. Estudió una maestría en Londres y luego un doctorado en su país.

Organizó marchas pacíficas durante el régimen segregacionista; dio conferencias internacionales denunciando la desigualdad social que se vivía en Sudáfrica; fue arzobispo de Ciudad del Cabo y Primado de la Iglesia Anglicana de África Meridional.

Se retiró de la vida pública luego de que le diagnosticaron un cáncer de próstata en 1996 y renunció a sus cargos como Rector de la Universidad del Cabo Occidental y como miembro del Comité Consultivo de Naciones Unidas sobre la prevención del genocidio.

Entre sus últimas apariciones públicas estuvieron la inauguración de la XIX Copa FIFA del mundo en Sudáfrica durante 2010 y en la entrega del Balón de Oro ese mismo año. Sin embargo, eso no significó que concluyera su activismo, pues se mantuvo como un luchador por las causas sociales, entre ellas la lucha contra la discriminación de las personas que viven con VIH.

Descanse en paz.

 

 

 

Carlos Villa Roiz es periodista especializado en religión. 

Compartir




Publicidad