La voz del Obispo
rmb

Diálogo y amistad, análisis del 6to capítulo de Fratelli Tutti

El camino del diálogo es el único posible en una sociedad pluralista.
El Papa Francisco en el 34º Encuentro de Oración por la Paz. Foto: Vatican Media
El Papa Francisco en el 34º Encuentro de Oración por la Paz. Foto: Vatican Media

Participa cada lunes a las 21:00 horas (tiempo del centro de México) en La Voz del Obispo en Facebook Live.  Este lunes 16 de noviembre podrás conversar con el autor de este texto, Mons. Salvador González Morales, quien hablará sobre el sexto capítulo de Fratelli tutti, Diálogo y amistad social. 

 


La Carta Encíclica Fratelli tutti lleva por subtítulo: “Sobre la fraternidad y la amistad social”, y en el sexto capítulo el Papa Francisco aborda el tema del diálogo como la forma de llegar justamente a la amistad social, pues “para encontrarnos y ayudarnos mutuamente, necesitamos dialogar”.

Precisamente, una nueva cultura es la que se gesta a través del diálogo social, pues éste se encuentra entre la indiferencia egoísta y la protesta violenta. Esa nueva cultura es fruto del diálogo entre las culturas que componen un país, pues no hay otra manera de forjar una nueva realidad en medio de la diversidad, si no se comunican sus riqueza.

Algo muy importante es entender el diálogo, porque hoy en tantos espacios encontramos personas compartiendo sus puntos de vista sin que necesariamente estén dialogando; muchas veces parecen monólogos, y cuando no, se dan una serie de hechos y reclamos que bloquean una posibilidad de diálogo.

Respetar el punto de vista del otro

Una denuncia fuerte del Santo Padre es que en la imposibilidad para el diálogo lo único que se descubre es que no hay un auténtico interés por el bien común; pero da una luz de esperanza al desear a los “héroes del futuro” respetuosos de la palabra cargada de verdad, más allá de las conveniencias personales.

El Papa Francisco afirma que el diálogo social “supone la capacidad de respetar el punto de vista del otro, aceptando la posibilidad de que encierre algunas convicciones o intereses legítimos”; es por eso que el desarrollo sólo se puede dar en la medida que hay apertura a los otros. Al hablar de la discusión pública, afirma que “es un permanente estímulo que permite alcanzar más adecuadamente la verdad”, siempre que esté abierta a todos y no se esconda o manipule la información.

Las especialidades científicas, a pesar de ser tantas, han descubierto que no pueden sino trabajar en comunicación, pues la realidad es sólo una.

Los medios de comunicación tienen como gran vocación la de acercar a las personas; sin embargo, hace falta verificar que las formas de comunicación nos “orienten efectivamente al encuentro generoso, a la búsqueda sincera de la verdad íntegra, al servicio, a la cercanía con los últimos, a la tarea de construir el bien común”.

Apego a la verdad de la dignidad humana

En el diálogo, un aspecto clave son los consensos. El Santo Padre habla de que el fundamento de éstos se encuentra en el cultivo de la búsqueda de la verdad y el apego a las verdades fundamentales, particularmente la verdad de la dignidad humana. Poner atención delante del peligro del relativismo así como el sometimiento de la “verdad” del más fuerte sobre el más débil.

El camino del diálogo es el único posible en una sociedad pluralista, incluso para superar los consensos circunstánciales, reconociendo aquello que debe ser siempre afirmado y respetado. Por todo esto, es que el Papa afirma: “… no es necesario contraponer la conveniencia social, el consenso y realidad de una verdad objetiva. Estas tres pueden unirse armoniosamente cuando, a través del diálogo, las personas se atreven a llegar hasta el fondo de una cuestión”.

Cuando el Santo Padre está hablando de una “nueva cultura”, se está refiriendo a la cultura del encuentro en la sociedad, que en medio de la diversidad a imagen de un “poliedro” de muchos lados forma una unidad cargada de matices. En este sentido de riquezas que se complementan en una “cultura del encuentro”, él menciona la importancia de reconocer al otro con su derecho a ser él mismo, diferente. Y en este renglón afirma la necesidad de pasar de una falsa tolerancia a un realismo dialogante, lo cual permite el reconocimiento auténtico del otro que sólo el amor hace posible.

Finalmente el Papa Francisco concluye este capítulo invitándonos a recuperar la amabilidad, que es una superación del individualismo consumista, provocador de muchos atropellos.

 

Capítulos anteriores: 

¿Por qué nos cuesta entendernos? Análisis del 1er capítulo de Fratelli tutti

‘Un extraño en el camino’, análisis del 2do capítulo de Fratelli tutti

Un mundo abierto, principales puntos del 3er capítulo de Fratelli tutti

Un corazón abierto: principales puntos del 4to capítulo de Fratelli tutti

La Mejor Política, principales puntos del 5to capítulo de Fratelli Tutti

 

Puedes leer la encíclica Fratelli Tutti completa aquí.

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios