En camino

Aprender a vivir

El conjunto de aforismos reunidos en los últimos años de la vida de Lev Tolstoi (El camino de la vida) representan tanto sus opiniones como de otros pensadores a los que adaptó con la idea de transmitir su doctrina, sus ideas, su modo de entender el mundo.

Selma Ancira, connotada traductora del ruso, publicó Aforismos (Fondo de Cultura Económica, 2019), un compendio de los pensamientos de Tolstoi con el propósito, sí, de dar a conocer las ideas que poblaron la mente de este grandísimo autor, pero también con la finalidad de llamar a la reflexión, al pensamiento. “Es, también, una guía para acompañarnos en el intrincado camino de la vida”, apunta Ancira en el prólogo.

Resulta imposible resumir el contenido del libro. Ancira lo divide en 31 capítulos que tratan de cuestiones como la fe, el alma, Dios, el amor, los excesos, la lujuria, la holgazanería, la soberbia, la desigualdad, la humildad, la veracidad, los males, la muerte o después de la muerte.


Elegir uno de estos trozos de sabiduría de Tolstoi es tarea arriesgada, sin embargo, elegimos uno: “Hay que aprender a vivir sin pensar en la opinión de la gente, sin anhelar ser amado por la gente, y vivir sólo para el cumplimiento de la ley de la propia vida, de la voluntad de Dios… Y aprender a vivir así es algo que puede hacer toda persona”.