Ángelus dominical: Volver al hogar con vínculos renovados

UNA LUNA ESPLÉNDIDA adornó los postreros días de febrero, la siguiente será la primera luna de primavera y entonces celebraremos la Pascua; entretanto, la Cuaresma avanza con la práctica de las obras de misericordia que seguramente estás viviendo aunque no las sepas enumerar una a una (si lo logras, te darás cuenta que tienes buena memoria y buena práctica de las mismas)…

LLEGARON A TIERRA las imágenes -¡a color!- y el sonido del horizonte marciano, cosa que no es tan diversa a algún rinconcito de nuestro planeta como Atacama o el Gobi; lo especial y sorprendente es que son las máquinas automatizadas y teledirigidas las que funcionan como una extensión de nuestros brazos, de nuestros ojos y oídos, de nuestra misma presencia ¡a distancia!…

QUIERO IMAGINAR -como si fuera una broma interplanetaria, como si fuera un recordatorio a toda la humanidad, como si no hubiéramos terminado de entender que el “rover Perseverance” (así se llama el robot terrícola) comienza su trabajo de investigación, enviando datos y resultados de análisis programados, y luego de dar algunas vueltas por suelo marciano, se topa con un letrero que diga: #stayhome (que si los marcianos hablan español diría #quédateencasa)…


ESTOS DÍAS SON aniversario de la llegada del coronavirus a México, y lo que el mundo estaba conociendo y nuestras autoridades no supieron ni quisieron ver ha dado como resultado uno de los peores índices de afectados, de contagiados, de fallecidos a causa de la pandemia…

NO ESTÁ BIEN seguir repartiendo culpas sólo como un mero desahogo (¡qué ilusos los que así encauzan su incapacidad de plantear soluciones!), aunque no hay que olvidarlas para evitar repetir errores; será mil veces mejor una pequeña solución que multitud de acusaciones y lamentos, por eso desde aquí tomamos nota de lo que no vio el “rover Perseverance” pero que imaginamos como chiste cruel: ¡quédate en casa!…

DEMOS UN GIRO agradable a lo que no ha sido fácil ni sencillo, pues la necesidad y urgencia de buscar un sustento, o de encontrarse con familia y amigos, o el imperioso deber de no ahogarnos en cuatro paredes estrechas, nos cansa y nos fatiga; así que empecemos a decir ¡vuelve al hogar!, pues lo de “quédate en casa” tal vez termina por ser un encierro forzado, mientras que volver al hogar nos animará a construir lo que todos deseamos: una familia con vínculos renovados…

Puedes leer: Obtén ya tu Devocionario 2021 ‘Orando nos encontramos’

BUSCA EN TU PARROQUIA los materiales -pregunta personalmente por ellos- que se han preparado como herramienta para vivir el mes de la familia (marzo) y que ya están corriendo por diversos rumbos de la capital; son instrumentos que necesitan de tu lectura y atención, del diálogo y la reflexión que puedas hacer en tu hogar, son herramientas que ayudarán a que tu familia crezca en la unidad y la paz…

NO SÉ SI LOS MARCIANOS estarán tan espantados e intrigados como lo estamos los terrícolas al imaginar que ellos vienen a nosotros en sus platillos voladores y con sus ojos como de sapo desvelado; la realidad -y no hay evidencia de otra cosa- es que somos los terrícolas los que nos estamos comportando como marcianos invasores de un mundo ajeno, y estamos arribando al planeta rojo sin pedir permiso, sin tocar la puerta, sin llevar un regalito de cortesía y buena voluntad…

VENGA LA IMAGINACIÓN en nuestra ayuda y veamos qué cosa podría ser un buen regalo de presentación a la sociedad marciana, a sus autoridades y pueblo en general: ¿una dotación selecta de frutos tropicales -piñas, mangos y mameyes, junto con zapotes, chirimoyas, rambutanes y dátiles-?, ¿acaso una selección de vinos tintos y blancos de todo el mundo, como para notar que tenemos variedad internacional?, ¿tal vez una colección de manualidades artesanales de diversas etnias o una variedad de artefactos electrónicos de última generación?…

TAL VEZ ERRAMOS al pensar como regalo cosas que no utilizarán; vayamos pensando en obsequiarlos con una buena biblioteca, o fototeca, o audioteca, o infoteca, como para que nos conozcan y sepan más de nuestro mundo e historia, de nuestros usos y costumbres, de nuestros logros y hazañas, de nuestros pleitos y guerras interminables (¡ups!, creo que por ahí tampoco va el asunto)…

VUELVO A DARLE vuelta a la imaginación como para encontrar el regalo perfecto a nuestros vecinos planetarios -los marcianos- y creo que la Cuaresma y el mes de marzo me van a dar la mejor pauta, pues la Cuaresma es tiempo de volver los ojos a lo importante y marzo es el mes de la familia, así que los materiales que con tal ocasión se publican en la Arquidiócesis de México, o los manuales de ética y respeto familiar de Noruega, o los cursos de civismo del Japón, o las tradiciones orales de respeto y unidad de cuáles tribus africanas, bien podrían ser regalo óptimo para los marcianos, pues sin duda también ellos viven en familia, sin duda también ellos necesitan paz y respeto, sin duda ellos agradecerán que los tratemos como nosotros esperamos ser tratados (así, de pilón, dale una leída al sermón de la montaña, en el Evangelio de san Mateo, capítulo 7, versículo 12)…

 

Puedes leer: La Arquidiócesis de México se prepara para celebrar el Mes de la Familia

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios