Sabías que
rmb

Se cumplen 485 de la fundación del Colegio de la Santa Cruz de Tlatelolco

Este Colegio fue la primera institución de educación superior de América, encaminada a que sus egresados pudieran ingresar a la universidad
La Iglesia de Santiago Apóstol en Tlatelolco, junto a la que se encontraba el antiguo Colegio de la Santa Cruz.
La Iglesia de Santiago Apóstol en Tlatelolco, junto a la que se encontraba el antiguo Colegio de la Santa Cruz.

Este 6 de enero se cumplen 485 años de que fue inaugurado el Colegio de la Santa Cruz de Tlatelolco como primer plantel educativo de la Nueva España especializado en formar a los indígenas, convirtiéndose en la primera institución de educación superior de América, encaminada a que sus egresados pudieran ingresar a la universidad.

Aquel 6 de enero de 1536 fue una fecha de especial importancia; habían pasado 8 meses de la llegada de Antonio de Mendoza, primer virrey de la Nueva España, tras haber pasado 15 años de la caída de México Tenochtitlan.


Leer: Conoce las primeras parroquias que se fundaron en la Ciudad de México

La inauguración del plantel se hizo con mucha solemnidad, con una procesión que partió de la iglesia de San Francisco el Grande, que actualmente se encuentra en la calle de Madero, hasta Tlatelolco, al norte de la ciudad, y en ella participaron el Virrey, Fray Juan de Zumárraga, primer obispo de México, y el obispo de Santo Domingo, don Sebastián Ramírez de Fuenleal quien había venido al frente de la Segunda Audiencia.

En la inauguración hubo tres sermones; el primero fue del Doctor Cervanes; el segundo de Fray Alonso de Herrera y el tercero de Fray Pedro de Rivera, según describió en sus crónicas Fray Jerónimo de Mendieta.

Fray Bernardino de Sahagún estuvo al frente de esta institución en repetidas ocasiones, y entre los frutos más notables del Colegio figuran la incorporación de los remedios y la terapéutica indígena a la medicina novohispana, trabajo en el que destacaron Martín de la Cruz y Juan Badiano que escribieron en 1552 un manuscrito conocido como el Códice Badiano, que es el único texto médico completo elaborado por dos investigadores de habla náhuatl.

Leer: 3 grandes aportaciones de la Iglesia Católica tras la Conquista

Otros frutos del Colegio fueron la preparación de los indígenas en el arte de gobernar, y el ejemplo que dio para otras fundaciones similares, como es el caso del Colegio de San Nicolás y la propia Universidad de México, y los colegios mayores creados por diversas congregaciones religiosas.

Los antecedentes de esta institución los encontramos hacia 1533, cuando los frailes franciscanos encargaron a Fray Arnaldo de Bassacio la enseñanza de la gramática latina a los indígenas, y también en el Colegio de San José de los Naturales que había fundado Fray Pedro de Gante para enseñar catecismo y algunos oficios a los indígenas.

En 1546, a diez años de su fundación, el Colegio de la Santa Cruz dejó de ser administrado por los franciscanos cediendo esta responsabilidad a los propios indígenas que habían sido exalumnos brillantes y quienes llegaron a ocupar cargos como profesores e incluso rectores, y en efecto, hubo egresados que llegaron a dominar el latín y otras disciplinas, y que ayudaron a los frailes de distintas maneras, entre ellos, se puede mencionar a Antonio Valeriano, el autor del Nican Mopohua, el relato más antiguo sobre las apariciones de la Virgen de Guadalupe.

En 1548, por Célula Real de Carlos I de España, recibió el título de Imperial.   

A la muerte del segundo Virrey, Don Luis de Velasco en 1564 después de poco más de 13 años de su gobierno, el Colegio dejo de ser apoyado económicamente por la Corona, y los franciscanos volvieron a tomar el control administrativo en 1569, después de haber estado en manos indígenas por 23 años., y tras la muerte de Sahagún, comenzó a agudizarse su decadencia.

El Colegio de la Santa Cruz de Tlatelolco no debe pasar inadvertido en al campo de la enseñanza y de la educación en nuestro país y aun en el continente.   

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios