¿Quiénes son los mártires de la Guerra Cristera?

Los mártires de la Guerra Cristera o Cristiada, que tuvo lugar de 1926 a 1929, fueron sacerdotes y laicos que lucharon por la libertad religiosa en México.
La Guerra Cristera en México duró de 1926 a 1929.
La Guerra Cristera en México duró de 1926 a 1929.

El 21 de mayo del año 2000, durante el Jubileo de la Encarnación, el Papa San Juan Pablo II canonizó en la explanada de la Basílica de San Pedro, en el Vaticano, a un grupo de mexicanos, Cristóbal Magallanes y sus 24 compañeros mártires, de modo que se cumplen 21 años de aquel acontecimiento.

Leer: ¿Quién fue San Cristóbal Magallanes?

Todos ellos fueron mártires de la Guerra Cristera que tuvo lugar entre 1926 y 1929, y entre ellos había sacerdotes y laicos de varias entidades del país: Jalisco, Michoacán, Colima, Guanajuato, Guerrero, Zacatecas, Durango y Chihuahua.


Ellos fueron torturados, fusilados o ahorcados, durante el gobierno de Plutarco Elías Calles, quien promovió leyes anticlericales, de modo que por seguridad de los propios fieles, el culto público fue suspendido por los obispos de México, pero dio libertad a los sacerdotes de seguir ejerciendo su ministerio, bajo el propio riesgo de sus propia vida y así, al ser sorprendidos o bajo consigna, varios de ellos, sin que mediara un juicio justo, fueron llevados al paredón, dando testimonio de su fe, y aun, perdonando a sus verdugos como declararon algunos testigos. Ninguno de ellos tomó las armas o incitó a la violencia entre la gente, al contrario, fueron promotores de la paz.

En algunos casos, ellos destacaron también por las obras sociales que realizaron, inspirados por la Encíclica Rerum Novarum del Papa León XIII, quien se preocupó por la dignidad de los obreros para quienes pedía mejores salarios y la jornada laboral de ocho horas, y prerrogativas para las mujeres, de modo que algunos de estos mártires organizaron sindicatos, bolsas de ahorro y cooperativas aun entre campesinos. 

Desde que fueron elevados a los altares, algunos de ellos ya cuentan con algún santuario dedicado a su memoria, como es el caso de Santo Toribio Romo, a quien se le considera santo patrono de los migrantes.

Santo Toribio Romo.

Santo Toribio Romo.

Hay un caso excepcional en este grupo, el padre David Galván Bermúdez quien fue víctima durante la Revolución Mexicana y fue fusilado en 1915.

Aunque este grupo de mexicanos es el más numeroso que en un solo día fueron canonizados, hay otros mártires de la Cristiada entre los que destacan el beato, padre Miguel Agustín Pro y otro grupo de 13 mártires que fueron beatificados en Guadalajara, Jalisco, en el año 2005, durante el gobierno pastoral del Papa Benedicto XVI, entre los que destaca el niño José Sánchez del Río que ya fue canonizado.

Leer: Se cumplen 15 años de la beatificación de 13 mártires mexicanos

Aún hay varios religiosos y laicos que perdieron la vida durante este movimiento armado que dejó más de cien mil muertos en todo el país, y cuyos procesos de beatificación todavía están en estudio.

Comentarios