¿Por qué hay banderas al interior de la Basílica de Guadalupe?

Las banderas representan a cada uno de los países donde tienen devoción por la Virgen de Guadalupe.
Las banderas al interior de la Basílica, representan las naciones donde está presente la Virgen de Guadalupe. Foto Ricardo Sánchez
Las banderas al interior de la Basílica, representan las naciones donde está presente la Virgen de Guadalupe. Foto Ricardo Sánchez

Este Domingo de Pascua, América Latina, el Caribe, Filipinas, Estados Unidos y Canadá se consagraron a la Virgen de Guadalupe. Sin embargo, antes de esta consagración la mayor parte de estas naciones ya se encontraban representadas en este santuario mariano a través de las banderas al interior de la Basílica de Guadalupe.

Puedes: ¿Cuál es el sentido de peregrinar a la Basílica de Guadalupe?

Estas banderas fueron colocadas en el templo como parte del proyecto arquitectónico de la nueva Basílica, que estuvo bajo la dirección de los arquitectos Pedro Ramírez Vázquez, el monje benedictino fray Gabriel Chávez de la Mora, Javier García Lascuráin, y Alejandro Schoenhofer, quienes pensaron que era un importante simbolismo. Esto debido a que el Papa Pío XII la declaró la Emperatriz de América.


Tiempo después incorporaron banderas de países donde hay devoción a la Virgen de Guadalupe, como España, el Estado del Vaticano y en años más recientes, la de Polonia; de modo que, la mayor parte de las banderas de la Basílica de Guadalupe están presentes desde el 12 de diciembre de 1976, cuando el santuario fue inaugurado.

Las banderas al interior de la Basílica, representan las naciones donde está presente la Virgen de Guadalupe. Foto Ricardo Sánchez

Las última bandera en agregarse fue la de Polonia. Foto Ricardo Sánchez

Las banderas, presentes en momentos importantes

Las banderas de la Basílica de Guadalupe han estado presentes en ceremonias importantes, como las visitas pastorales de San Juan Pablo II y el Papa Francisco; en varias beatificaciones y canonizaciones, y en incontables peregrinaciones de fieles provenientes hasta de otros continentes.

Hasta 1951, el atrio de la Basílica era llamado el Atrio de Guadalupe, pero durante el gobierno del presidente Miguel Alemán se realizaron obras de ampliación y en 1952 recibió el nombre de Atrio de las Américas, haciendo alusión, precisamente, a la universalidad del santuario y al amor de la Virgen María de Guadalupe por todos sus hijos, sin importar sus razas.

En más de una ocasión han sido colocadas las banderas de varios países en mástiles ubicados sobre las rejas de la entrada a este atrio.

Los visitantes ilustres

Las banderas no son el único símbolo de la hermandad con otras naciones, la Basílica de Guadalupe también tiene un el libro de registro de visitantes distinguidos.

Ahí están nombres como los del militar y político francés, Charles de Gaulle; el ex presidente de Estados Unidos John F. Kennedy y su esposa Jacqueline Kennedy, el Premio Nobel de la Paz Lech Valesa, y muchas otras personalidades internacionales.

Las banderas y el libro de los visitantes son una prueba más de la universalidad del amor por la Virgen de Guadalupe, la cual está representada en muchos países a través de templos y capillas dedicadas a la Morenita del Tepeyac

Puedes leer: América Latina y el Caribe se consagran a la Virgen de Guadalupe