¿Cómo hacer una posada virtual navideña? ¡Sigue estos pasos!

Una posada virtual es incluso más fácil de organizar que una posada presencial. Te explicamos cómo hacerla.
Posada navideña virtual
Las Posadas navideñas virtuales nos dan la oportunidad de centrar la atención en lo importante.

Las posadas navideñas de este 2021, debido a la pandemia de COVID-19, en muchos casos serán parecidas a las de 2019 y 2020, es decir, serán posadas virtuales. Por eso, te ofrecemos una guía para organizar con éxito una posada virtual.

Te puede interesar: Posadas navideñas 2021: ¿cuándo empiezan y por qué son nueve?

¿Qué es una posada virtual?

Una posada virtual tiene el mismo objetivo que las posadas navideñas presenciales: prepararse espiritualmente para celebrar el Nacimiento del Niño Dios. Por ello, lo central es celebrar a José, a María, y a Jesús, que viene a salvarnos.


El hecho de que las posadas sean virtuales, de ninguna manera les quita su verdadero sentido.

Además, las posadas virtuales son una oportunidad para celebrar lo importante (Jesús) sin descuidar lo emergente: cuidarnos a nosotros mismos y a los demás; y estar abiertos a los más necesitados, que también es una forma de dar “posada”.

Al igual que las posadas presenciales, las posadas virtuales se realizan por nueve días, y el culmen es la Navidad.

Las Posadas navideñas son una tradición mexicana

Las Posadas navideñas son una tradición mexicana

¿Qué hacer en una posada virtual?

Pero, ¿qué hacer en una posada virtual? Aquí te ofrecemos una guía muy sencilla para organizar con éxito y disfrutar de tu posada virtual:

1. Convoca virtualmente a la familia y amigos.

Hoy en día hay muchas plataformas digitales que puedes utilizar. Las más comunes son Skype, Zoom, Facetime o Google Meet. Elige una de ellas, así como la fecha y hora, y envía a tus amigos una invitación a tu posada virtual. Pídeles que confirmen su asistencia.

2. Prepara el escenario.

Como tú serás el anfitrión, decora con motivos navideños el lugar desde el cual estarás dirigiendo la posada virtual. Lo más importante es que los Santos Peregrinos (la Virgen María -con Jesús en su vientre- y San José) se encuentren perfectamente ubicados en el encuadre de la pantalla.

3. Lleva a cabo la posada virtual.

Durante la celebración de la posada virtual te sugerimos seguir este esquema:

a) Agradece la asistencia y da la bienvenida a tus familiares y amigos.

b) Lee en voz alta el texto bíblico correspondiente a cada Posada y plantea una pregunta al respecto. Aquí te los ofrecemos:

Posadas Navideñas.

Posadas Navideñas.

c) Los participantes de la posada virtual deberán reflexionar en silencio el texto bíblico, y lo pueden comentar.

d) Después comienza el rezo del Santo Rosario, o por lo menos de los misterios que corresponden a ese día de la posada virtual. Pero, ¿qué misterios se rezan durante las posadas navideñas?

Misterios para cada posada navideña

16 de diciembre: Misterios Luminosos

17 de diciembre: Misterios Dolorosos

18 de diciembre: Misterios Gozosos

19 de diciembre: Misterios Gloriosos

20 de diciembre: Misterios Gozosos

21 de diciembre: Misterios Dolorosos

22 de diciembre: Misterios Gloriosos

23 de diciembre: Misterios Luminosos

24 de diciembre: Misterios Dolorosos

d) A continuación se canta la Letanía.

Conviene que en ese momento los Santos Peregrinos ocupen toda la pantalla de la computadora para centrar la atención en ellos. Aquí puedes encontrarla: Letanía completa para usar en las Posadas navideñas

e) Una vez concluida la Letanía, se hace el Canto para pedir Posada.

En este momento, un grupo de participantes canta los primeros versos y otro grupo los segundos. Para ello es importante que el anfitrión organice previamente a sus invitados. Aquí te ofrecemos el Canto completo para pedir Posada navideña

Canto para pedir posada (adentro y afuera).

Canto para pedir posada (adentro y afuera).

f) La convivencia también deberá ser también virtual.

Los invitados preparan en casa algún platillo, y mientras lo degustan, el anfitrión puede dar la palabra a algunos de los participantes para compartir sus anhelos,  esperanzas y alegrías vividas durante el año (que si se fijan bien, sin duda son más).

g) Y finalmente, se realiza una “piñata virtual”.

¿Cómo es esto? Puede consistir en un concurso de preguntas relativas a la Navidad, o en la interpretación (vía remota) de algún canto navideño, de modo que quien responda con mayor rapidez o con mayor precisión, sea quien reciba el “fructuoso aplauso virtual” de los participantes.

¡Sin duda será un momento de emoción y convivencia sin riesgo de contagio alguno!

Reflexión

En estas posadas virtuales, todos debemos tener en cuenta que ni la piñata, ni el ponche, ni los dulces son lo importante o lo central. El centro es la Sagrada Familia.

Y si en lugar de esperar recibir algo… ¿por qué no ponerse de acuerdo en ofrecer algún bien de consumo básico para quien ha perdido su trabajo o se encuentra en situación de necesidad? ¡Lo importante siempre es “dar posada al peregrino”!

Seguramente el próximo año ya tendremos oportunidad de velitas, piñatas, y aguinaldos; por ahora centrémonos en la letanía, en algún villancico tipo “canción de cuna”, y no en el “¡dale, dale, dale!, no pierdas el tino”.

¡Es tiempo de vivir lo importante y purificar las tradiciones!

Esta nota fue actualizada por última vez el 24 de noviembre de 2021.