¿Por qué celebramos la Inmaculada Concepción de María?

El 8 de diciembre, la Iglesia católica celebra la Solemnidad de la Inmaculada Concepción.
La Inmaculada del Escorial, de Bartolomé Esteban Murillo.

La Inmaculada Concepción es una de las fiestas marianas más importantes para la Iglesia. Para entender su importancia histórica, habría que remontarnos a 8 de diciembre de 1854, cuando el Papa Pío IX lo convirtió en dogma mediante la bula Ineffabilis Deus, que dice: 

“Definimos, afirmamos y pronunciamos que la doctrina que sostiene que la Santísima Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de culpa original desde el primer instante de su concepción, por singular privilegio y gracia de Dios Omnipotente, en atención a los méritos de Cristo-Jesús, Salvador del género humano, ha sido revelada por Dios y por tanto debe ser firme y constantemente creída por todos los fieles”.

Leer: ¿Cuáles son los dogmas de fe de la Iglesia Católica?


Casi cuatro años después de que se estableciera este dogma, en Lourdes, Francia, una humilde campesina, Bernardette Soubirous, tuvo 18 apariciones de la Virgen María, quien le reveló su nombre con estas palabras: “Yo soy la Inmaculada Concepción“. 

La Inmaculada Concepción.

La Inmaculada Concepción.

Cien años después, el 8 de septiembre de 1953, Pío XII decretó en su Carta Encíclica Fulgens Corona la celebración del primer Año Mariano en la historia de la Iglesia católica, y describía los sucesos de Lourdes con las siguientes palabras:

“Parece como si la Virgen Santísima hubiera querido confirmar de una manera prodigiosa el dictamen que el Vicario de su divino Hijo en la tierra, con el aplauso de toda la Iglesia, había pronunciado…”

La concepción inmaculada de María, es decir, sin el pecado original, se explica en varios textos que parten del libro del Génesis, y en el Evangelio de Lucas (1,28), quien señala que el Ángel Gabriel fue enviado por Dios a ver a la Virgen María, y le dice: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo» y luego, en el Apocalipsis (12,1) se refiere a Ella como una «mujer vestida de sol».  

Los dogmas marianos.

Los dogmas marianos.

Las fiestas marianas de la Iglesia católica

La Iglesia tiene varias fiestas marianas: La Inmaculada Concepción de María (8 de diciembre); Santa María, Madre de Dios (1 de enero); La Anunciación del Señor. (25 de marzo) y La Asunción de la Virgen María. (15 de agosto). Además, existen las fiestas de  La Presentación de Jesús en el Templo (2 de febrero); La Visitación de la Virgen María (31 de mayo) y La Natividad de la Virgen María (8 de setiembre).

Hay otras más: la presentación de la Virgen María (21 de noviembre); Nuestra Señora de Lourdes (11 de febrero); Inmaculado Corazón de la Virgen María; Nuestra Señora del Carmen (16 de julio); la dedicación de la Basílica de Santa María (5 de agosto); María Reina (22 de agosto); Nuestra Señora de los Dolores (15 de setiembre) y Nuestra Señora del Rosario (7 de octubre).

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios