Esto escribió Sor Faustina en su Diario sobre la Divina Misericordia

En su Diario, Sor Faustina Kowalska dio todos los detalles sobre la devoción a la Divina Misericordia.
Sor Faustina Kowalska fue vidente del Señor de la Divina Misericordia. Foto: Vatican News
Sor Faustina Kowalska fue vidente del Señor de la Divina Misericordia. Foto: Vatican News

Helena Faustina Kowalska (1905-1938) es una de las santas del siglo XX más conocidas y queridas por los fieles católicos y es que al ser considerada como una gran mística y apóstol de la Divina Misericordia.

Con su vida puso la lupa sobre este atributo de Dios, que la propia vidente polaca escribió así en su Diario, que fue escrito a partir de las revelaciones que tuvo de Jesús: “prometo que el alma que venere esta imagen no perecerá. También prometo, ya aquí en la tierra, la victoria sobre los enemigos y sobre todo, a la hora de la muerte. Yo mismo la defenderé como mi gloria”. En otro párrafo de su libro, ella dice: “les ofrezco la última tabla de salvación: la fiesta de mi misericordia. Si no adoran mi misericordia morirán para siempre.”

Leer: El segundo Domingo de Pascua es la Fiesta de la Divina Misericordia


Sor Faustina empezó a escribió su Diario en 1933 por órdenes de su confesor, el padre Miguel Sopocko, de modo que ella escribió 6 cuadernos con un lenguaje sencillo e incluso con faltas gramaticales y estilísticas, pues la autora apenas tenía una formación básica no completa; sin embargo, en el libro hay una profundidad teológica, lo que corrobora la influencia divina al escribir esta obra, que, en ediciones modernas, abarca más de 650 páginas. 

La imagen del Señor de la Divina Misericordia

Uno de los puntos más relevantes de esta obra fue que Jesús le encargó que pintara una imagen de Cristo tal cual ella lo había visto, y esta obra la realizó el pintor Eugenio Kasimirowski y fue expuesta por primera vez al público entre el 26 y el 28 de abril de 1935, durante el Jubileo de la Redención del mundo. La ceremonia coincidió con el segundo de la Pascua, creando un antecedente del porqué Juan Pablo II estableció la Fiesta de la Divina Misericordia a la octava del Domingo de Resurrección.

Imagen del Señor de la Divina Misericordia.

Imagen del Señor de la Divina Misericordia.

Luego, en 1942, otro artista Estanislao Batowski pintó otra imagen en Lvov del Cristo de la Divina Misericordia, que fue colocada en la capilla de la Congregación de la Madre de Dios de la Misericordia, en Varsovia.

Según el Diario de Sor Faustina, “los dos rayos significan sangre y agua. El rayo pálido simboliza el agua que justifica a las almas. El rayo rojo simboliza la sangre que es la vida de las almas… ambos rayos brotan de las entrañas más profundas de mi misericordia cuando mi corazón agonizante fue abierto en la cruz con una lanza. Estos rayos protegen a las almas de la indignación de mi Padre, Bienaventurado quien viva a la sombra de ellos, porque no le alcanzará la justa mano de Dios”.

Imagen de la Divina Misericordia.

Imagen de la Divina Misericordia.

A través de su Diario, se conoce una serie de promesas que hizo Jesús a quienes adoran su infinita misericordia y veneran la imagen como la vio Sor Faustina: Cristo tiene un brazo en alto en señal de bendecir y con la otra mano, entre abre sus ropas a la altura del corazón de donde salen los dos rayos luminosos.

Estas son algunas de las promesas de Cristo a quienes sean devotos de la Divina Misericordia

Por la veneración de esta imagen, el alma que la venera no perecerá y será defendida como la gloria de Cristo.

Quien viva a la sombra de estos rayos de misericordia no alcanzará la justa mano de Dios, y quien rece la Coronilla de la Misericordia a las 3 de la tarde, que fue la hora en la que expiró Cristo, nada le será negado al alma que lo pida por los méritos de su Pasión.

Te puede interesar: Coronilla de la Divina Misericordia: cómo rezar la Coronilla paso a paso

Quien propague la Divina Misericordia durante toda su vida, el alma será protegida como una madre cariñosa, y a la hora de la muerte, no será para ella justo Juez, sino salvador misericordioso.

El Día de la fiesta de la Divina Misericordia, el alma recibirá el perdón total de las culpas y de las penas.

Por la Coronilla de la Divina Misericordia, Cristo se complace en dar todo lo que le pidan, y a los pecadores empedernidos, cuando la recen, Cristo colmará sus almas de paz.

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios