Un niño sorprende al Papa en la Audiencia General; “acompáñame”

Un niño se acercó al Papa Francisco en la Audiencia General cuando acababa de hablar de la necesidad de unión entre adultos mayores y niños.
El niño subió casi al final de la Audiencia General y permaneció junto al Papa Francisco. Foto: Vatican Media.
El niño subió casi al final de la Audiencia General y permaneció junto al Papa Francisco. Foto: Vatican Media.

“La alianza de los mayores con los más pequeños salvará a la familia humana”, afirmó el Papa Francisco este miércoles durante su catequesis en la Audiencia General, que destacó por un tierno momento cuando un niño se le acercó y se quedó junto a él como si fuera un ejemplo de todo lo que acababa de decir.

Al final de su catequesis, el pequeño se acercó corriendo al Papa Francisco, quien lo recibió y le acarició la cabeza.

-“¿Te gusta estar aquí?”, le preguntó el Santo Padre, “acompáñame, acomódate aquí”. 

Acto seguido, el Papa Francisco expreso con una sonrisa: ¡Es un valiente! 

En su catequesis número 17 dedicada a la vejez, el Papa expuso que “es doloroso y perjudicial ver que las edades de la vida son concebidas como mundos separados y en competencia”.

Las generaciones no tienen que estar peleadas, ni una vive a costa de la otra.  “Las etapas de la vida no son mundos separados que compiten entre sí, sino más bien son una alianza que une pasado, presente y futuro, dándole a la humanidad fuerza y belleza”.

Aquí puedes ver el momento en que el niño se acerca:

Dejen que los niños hablen con los ancianos

En este mundo con tanto progreso, que se asemeja a “una adolescente nacida ayer”, se requiere que los ancianos hablen cada vez más con los niños y jóvenes para que les compartan su testimonio, uno que para ellos es muy creíble y está lleno de valiosas lecciones.

“Donde los ancianos hablan con los niños hay futuro”, agregó en el Aula Pablo VI de la Ciudad del Vaticano ante fieles y peregrinos de todo el mundo. Podríamos, por favor, devolver a los niños, que deben aprender a nacer, el tierno testimonio de los mayores que poseen la sabiduría de la muerte”.

La muerte es un paso difícil de la vida, pero también es el paso que cierra el tiempo de la incertidumbre y desconecta el reloj. “Porque la belleza de la vida, que ya no tiene fecha de caducidad, comienza precisamente en ese momento”.

Esta no es la primera vez que un niño se acerca al Santo Padre en la Audiencia, y él suele recibirlos y pedirles que se queden junto a él en tanto se sientan cómodos de estar frente a tanta gente.

 

Puedes leer: La emotiva carta del Papa Francisco a Diego, un niño de 7 años

Compartir