Santa Sede: nuevas reglas para asociaciones internacionales de fieles

Cursillos de Cristiandad y Renovación Carismática entre los movimientos sujetos a las nuevas disposiciones, que limitan su periodo de gobierno.
Se publicó el Decreto que regula las asociaciones internacionales de fieles aprobado por el Papa Francisco.
Se publicó el Decreto que regula las asociaciones internacionales de fieles aprobado por el Papa Francisco.

El Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida emitió un Decreto General para regular la duración y número de mandatos de gobierno -con un máximo de 10 años consecutivos- en las 109 asociaciones internacionales de fieles reconocidas por esta instancia del Vaticano.

Puedes leer: Un yucateco en las ‘grandes ligas’ de la diplomacia vaticana

Cabe señalar que el Decreto será aplicable a asociaciones sumamente concurridas en México, como la Organización Mundial de Cursillos de Cristiandad y el Servicio Internacional de la Renovación Carismática Católica.


El padre jesuita Ulrich Rhode, consultor de dicho Dicasterio, en un artículo para L’Osservatore Romano, señaló que aunque el Decreto no obliga a las ramas diocesanas y nacionales de dichos movimientos a cumplir con tales disposiciones, es una oportunidad para que consideren su aplicabilidad debido a las razones expuestas en el documento.

Las medida asentadas en el Decreto aprobado por el Papa Francisco -que incluyen la representatividad de los miembros en el proceso de elección del órgano de gobierno internacional- tienen como propósito promover “una sana rotación” en los cargos de gobierno, de modo que la autoridad se ejerza como un auténtico servicio que se articule en la comunión eclesial.

En una nota explicativa, el Dicasterio señala que “no pocas veces, la falta de límites a los mandatos de gobierno fomenta, en los llamados a gobernar, formas de apropiación del carisma, de personalismo, de centralización de funciones, así como expresiones de autorreferencia, que fácilmente conducen a graves violaciones de la dignidad y la libertad personal, e incluso verdaderos abusos”.

Por el contario -asegura la nota del Dicasterio-: “El relevo generacional de los órganos de gobierno, a través de la rotación de las responsabilidades directivas, aporta grandes beneficios a la vitalidad de la asociación: revitaliza la fidelidad al carisma; da aliento y eficacia a la interpretación de los signos de los tiempos, e impulsa formas nuevas y actuales de acción misionera”.

El Decreto entrará en vigor en tres meses, por lo que padre Ulrich Rhode señaló en su artículo para  L’Osservatore Romano que se espera que muchas de las 109 asociaciones convoquen a una asamblea general para decidir los cambios que deben introducirse en los estatutos, a fin de someterlos al Dicasterio para su necesaria aprobación.

Comentarios