Papa Francisco: Educar a las nuevas generaciones, para un mundo mejor

El Papa Francisco envió un mensaje con ocasión de la Jornada Mundial de los docentes de la UNESCO, en contexto de la promoción del Pacto Educativo Global.
El Papa Francisco. Foto: L'Osservatore Romano
El Papa Francisco. Foto: L'Osservatore Romano

Si queremos un mundo más fraterno, debemos educar las nuevas generaciones para reconocer, valorar y amar a cada persona“, dijo el Papa Francisco.

Con ocasión de la Jornada Mundial de los docentes instituida por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y en el contexto de la promoción del Pacto Educativo Global, el Papa Francisco ha dirigido un mensaje a los participantes del Encuentro Religiones y Educación.

Leer: 5 claves para una educación de calidad, según el Papa Francisco


En su mensaje, el Papa destacó que existen tres principios fundamentales para orientar la educación:

  1. Conocerse a uno mismo.
  2. Conocer a nuestro hermano.
  3. Conocer la creación, entendida como el cuidado del medio ambiente y la Casa Común.

Te puede interesar: ¿Por qué a la Iglesia le importa el medio ambiente?

“Queremos hoy declarar que nuestras tradiciones religiosas, desde siempre protagonistas de la alfabetización hasta la educación superior, refuerzan su misión de educar cada persona en su integridad, es decir, cabeza, manos, corazón y alma. Que se piense lo que se siente y se hace; que se sienta lo que se piensa y se hace; que se haga lo que se siente y se piensa. La armonía de la integridad humana, es decir, toda la belleza propia de esta armonía”, explicó el Pontífice.

Leer: Los 7 compromisos del Papa Francisco para un Pacto Educativo Global

Las religiones y su relación con la educación

En su discurso, el Papa Francisco aseguró que históricamente, la religión ha sido importante promotora de la educación, pues ha acompañado a las actividades académicas y docentes. “Como en el pasado también hoy, con la sabiduría y la humanidad de nuestras tradiciones religiosas, queremos estimular una renovada acción educativa que pueda hacer crecer en el mundo la fraternidad universal”, dijo el Papa.

Leer: 6 científicos católicos que cambiaron la historia

Sin embargo, el Santo Padre destacó que es importante aprender de los errores del pasado, superar las diferencias para educar a las nuevas generaciones a la convivencia pacífica en el respeto recíproco.

La educación nos compromete a no usar nunca el nombre de Dios para justificar la violencia y el odio hacia otras tradiciones religiosas, a condenar cualquier forma de fanatismo o de fundamentalismo y a defender el derecho de cada uno a elegir y actuar según su propia conciencia”, aseguró.

Leer: Papa Francisco: Dios no pide que su nombre se use para el terrorismo

También mencionó que si en el pasado la religión fue utilizada para no respetar los derechos de mujeres o minorías (étnicas, políticas o culturales), la educación debe comprometernos a respetar los derechos de todos y promover un mundo sin discriminación.

Con información de Vatican News

Comentarios