La voz del Papa

5 claves para una educación de calidad, según el Papa Francisco

El Papa Francisco destacó la importancia de la educación para crear un mundo mejor.
El Papa Francisco. Foto: Vatican Media
El Papa Francisco. Foto: Vatican Media

De acuerdo con el Papa Francisco, para que la educación sea integral necesita ser colaborativa, equitativa y debe inducir a la Verdad y la Belleza.

Leer: La educación, el antídoto contra la violencia en México

En febrero pasado, durante una reunión organizada por la  Pontificia Academia de Ciencias Sociales sobre “Educación: el pacto mundial”, aseguró que “pensar en la educación es pensar en las generaciones futuras y en el futuro de la humanidad; por lo tanto, es algo que está profundamente arraigado en la esperanza y requiere generosidad y valentía”, aseguró.

En su discurso, el Santo Padre aseguró que es necesario unir esfuerzos para alcanzar una alianza educativa con vistas a formar personas maduras, capaces de reconstruir el tejido relacional y crear una humanidad más fraterna.

Te presentamos los 5 puntos más importantes de su discurso.

1. Colaborar con la familia e instituciones sociales

De acuerdo con el Papa Francisco, educar no es solamente trasmitir conceptos, sino que es una labor que exige que todos los responsables de la misma – familia, escuela e instituciones sociales, culturales, religiosas – se impliquen en ella de forma solidaria.

El Papa Visita La Escuela 'Elisa Scala' En Roma. Foto: Vatican Media

El Papa Visita La Escuela ‘Elisa Scala’ En Roma. Foto: Vatican Media

“Una de las formas fundamentales de mejorar la calidad de la educación a nivel escolar es conseguir una mayor participación de las familias y las comunidades locales en los proyectos educativos. Estas son parte de esa educación integral, puntual y universal”, aseguró.

Te puede interesar: Cardenal Aguiar: La Iglesia y la familia, fundamentales en la educación

2. Sintonizar ‘cabeza, corazón y manos’

Una de las claves de una educación de calidad es la integración de lo que el Santo Padre llama ‘el lenguaje de la cabeza con el lenguaje del corazón y el lenguaje de las manos’. Esto quiere decir “que una persona piense lo que siente y lo que hace, sienta lo que piensa y lo que hace, haga lo que siente y lo que piensa”.

“Al fomentar el aprendizaje de la cabeza, del corazón y de las manos, la educación intelectual y socioemocional, la transmisión de los valores y las virtudes individuales y sociales, la enseñanza de una ciudadanía comprometida y solidaria con la justicia, y al impartir las habilidades y el conocimiento que forman a los jóvenes para el mundo del trabajo y la sociedad, las familias, las escuelas y las instituciones se convierten en vehículos esenciales para el empoderamiento de la próxima generación“, dijo el Papa Francisco.

3. Reconocer la labor de los maestros

El Papa Francisco hizo énfasis en reconocer la labor de los docentes que “siempre mal pagados, ante el desafío de la educación siguen adelante con valentía y tesón”. El Pontífice también los definió como artesanos de las futuras generaciones, y destacó que “con su saber, paciencia y dedicación van transmitiendo un modo de ser que se transforma en riqueza, no material, sino inmaterial”.

Foto: Pixabay

Foto: Pixabay

“En el nuevo pacto educativo, la función de los docentes, como agentes de la educación, debe reconocerse y respaldarse con todos los medios posibles”, aseveró.

Te puede interesar: Oración por los maestros

4. Que la educación sea más humana y equitativa

El Papa Francisco aseguró que es importante llegar a los niños que no tienen oportunidades de aprendizaje, y destacó la importancia de fomentar la educación de los jóvenes refugiados e inmigrantes alrededor del mundo.

“Se deben abordar los efectos de la creciente desigualdad y el cambio climático en la educación, así como las herramientas para revertir los efectos de ambos y afianzar las bases para una sociedad más humana, más sana, más equitativa y feliz”.

5. Educar para inducir a la Belleza

Al finalizar su discurso, el Papa Francisco recordó que una verdadera educación integral debe apuntar a enseñar no sólo la Verdad, sino también la Belleza.

La educación no debe ser rehén de la política. Foto Especial

Foto: Especial

“Hablando de las raíces, de los valores, podemos hablar de Verdad, de Bondad, de creatividad, pero no quiero terminar estas palabras sin hablar de la Belleza. No se puede educar sin inducir a la Belleza, sin inducir del corazón la Belleza. Forzando un poco el discurso, me atrevería a decir, que una educación no es exitosa si no sabe crear poetas. El camino de la Belleza es un desafío que se debe abordar”.

Con información Vatican News

Comentarios