Oración a san José por los novios y recién casados (del Papa Francisco)

Como parte de su ciclo de catequesis sobre la figura de san José, el Papa Francisco hizo esta oración por los novios y recién casados.
Novios / Foto: Cathopic
Novios / Foto: Cathopic

Como parte de su ciclo de catequesis sobre la figura de san José, el Papa Francisco dirigió el pasado 1 de diciembre un mensaje a los novios y recién casados, invitándolos a imitar al padre adoptivo de Jesús en el sentido de atreverse a dar un paso fundamental para la vida matrimonial: pasar del enamoramiento al amor maduro. Asimismo, elevó por ellos la Oración a san José por los novios y recién casados.

Puedes leer: El Papa explica las diferencias entre el enamoramiento y el amor maduro

Señaló que, pese a que en el antiguo Israel una mujer encinta que no vivía con su esposo recibía sanciones civiles y penales, san José, por amor a María y por haber atendido la voz de Dios que oyó en un sueño, en lugar de someterla a la humillación eligió el camino de la discreción.

En este sentido, dijo que, a la manera de san José, es muy importante para todos los novios cultivar una vida justa y al mismo tiempo sentirse necesitados de la ayuda de Dios.

Aseguró que muy a menudo, especialmente en lo que respecta a relaciones amorosas, la vida no es como la habíamos imaginado, pues en la etapa del enamoramiento los novios viven inmersos en un imaginario que suele no corresponder a la realidad futura.

Por lo que es necesario -explicó- dar ese salto indispensable de esta etapa al amor maduro, al que hay que vivir todos los días, en medio del trabajo, en el que hay que dar atención a los hijos.

Así, a fin de que los novios puedan dar este paso tan importante para la vida matrimonial, el Papa Francisco los invitó a encomendarse a la intercesión de san José a través de la siguiente oración:

Oración a san José por los novios y recién casados

San José,
tú que has amado a María con libertad,
y has elegido renunciar a tu imaginario
para hacer espacio a la realidad,
ayúdanos a cada uno de nosotros
a dejarnos sorprender por Dios,
y a acoger la vida
no como un imprevisto del cual defendernos,
sino como un misterio que esconde
el secreto de la verdadera alegría.
Obtén para todos los novios cristianos
la alegría y la radicalidad,
pero conservando siempre la conciencia
de que sólo la misericordia y el perdón
hacen posible el amor.
Amén.

Con información de Vatican News

 

Puedes leer: La Virgen Desatanudos, intercesora de Matrimonios y la favorita del Papa

Compartir




Publicidad