La voz del Papa

El Papa Francisco pide a los Legionarios de Cristo continuar su renovación

El Santo Padre reconoció el cambio de sus constituciones y estatutos que, dijo, reflejan un nuevo espíritu y una nueva visión de vida.
Los Legionarios de Cristo elegirán nuevo superior general. Foto Legionarios
Los Legionarios de Cristo elegirán nuevo superior general. Foto Legionarios

El Papa Francisco pidió a los Legionarios de Cristo, y a las y los consagrados de Regnum Christi, continuar con el camino de la renovación, por la crisis sufrida tras la revelación de los abusos sexuales cometidos por su fundador, Marcial Maciel.

El cambio de mentalidad en los individuos y en una institución requiere mucho tiempo de asimilación“, dijo Santo Padre en un mensaje enviado a la congregación con motivo de su Capítulo General.

Leer: Los Legionarios de Cristo piden disculpas a las víctimas de abuso

Estaba previsto que el Papa recibiera a los representantes de la Legión y de Regnum Christi; no obstante, la Oficina de Prensa de la Santa Sede indicó que, por continuar indispuesto, decidió mantener sus actividades normales en la residencia de Santa Marta y cancelar sus encuentros oficiales.

“De hecho, por un lado, -dijo Francisco sobre Maciel- no se puede negar que fue el fundador ‘histórico’ de toda la realidad que representan, pero por otro lado no pueden considerarlo como un ejemplo de santidad a imitar. Consiguió hacerse un punto de referencia, a través de una ilusión que había logrado crear con su doble vida”.

Leer: Legionarios de Cristo eligen a un nuevo superior general

“Además, su largo gobierno personalizado había contaminado en cierta medida el carisma que el Espíritu había dado originalmente a la Iglesia; y esto se reflejaba en las normas, así como en la práctica del gobierno y la obediencia y en la forma de vida”.

El Papa Francisco celebró las nuevas constituciones y los nuevos estatutos de los Legionarios que, dijo, son verdaderamente nuevos.

“Reflejan un nuevo espíritu y una nueva visión de la vida religiosa coherentes con el Concilio Vaticano II y las directrices de la Santa Sede, como porque son el producto de tres años de trabajo, en los que todas sus comunidades han estado involucradas y que han llevado a un cambio de mentalidad”.

“Fue un evento que provocó una verdadera conversión del corazón y la mente. Esto ha sido posible porque han sido dóciles a la ayuda y al apoyo que la Iglesia les ha ofrecido, habiéndose dado cuenta de la necesidad real de una renovación que los saque de la autorreferencialidad en la que estaban encerrados”, finalizó.

Comentarios