¿Cómo pedir perdón a Dios? Esta guía puede ayudarte

La forma de pedir perdón a Dios depende de la gravedad de la falta cometida.
¿Cómo pedir perdón a Dios? Foto: Cathopic.
¿Cómo pedir perdón a Dios? Foto: Cathopic.

Durante nuestra vida diaria, cometemos faltas que ofenden al Señor y lo alejan de nuestro corazón. ¿Cómo pedir perdón a Dios cuando caemos en ellas?

Estas faltas son los pecados, que San Agustín de Hipona definía como: “una palabra, un acto o un deseo contrarios a la ley eterna”.

La forma de pedir perdón a Dios depende de si cometimos un pecado mortal o un pecado venial, aunque, en ambos casos, lo primero es que haya arrepentimiento por haberlo ofendido y propósito de no seguir haciéndolo.


Leer: Pecado mortal y venial ¿Cuál es la diferencia?

Luego, el modo de pedir perdón a Dios depende de la falta cometida:

  • Si es un pecado venial, es decir, una falta menor, algo que no debimos cometer, pero que no rompe nuestra amistad con Él, basta pedirle perdón, con nuestras propias palabras. Esas faltas quedan perdonadas en el Acto Penitencial, al inicio de la Misa (por eso es muy importante llegar temprano), y también al comulgar.
  • Si se cometió un pecado grave, entonces hay que recurrir al Sacramento de la Reconciliación, es decir, buscar un sacerdote u obispo y confesarse.

Te puede interesar: ¿Cuáles son los 7 pecados capitales?

¿Cómo saber si cometí un pecado mortal?

Se considera que un pecado es mortal cuando implica la pérdida de la gracia y, por lo tanto, la sentencia de la muerte eterna que es el infierno. Este pecado implica una maldad consciente en el pecador y una falta grave, y se perdona en el Sacramento de la Reconciliación.

Leer: ¿Cómo saber que un pecado es grave?

Para cometerlo, pues, debe haber pleno conocimiento, pleno consentimiento, y debe tratarse de algo grave, por ejemplo, robo, secuestro, asesinato, etc.

El pecado venial, en cambio, implica la materia leve o la falta de conciencia plena en el pecador.

 

Con información de Alejandra Sosa Elízaga, escritora católica.

Comentarios