La voz del Papa

5 ideas clave de la catequesis de hoy del Papa Francisco

En la audiencia general de este miércoles, el Papa Francisco se refirió a la acción del Espíritu Santo en la Iglesia.
El Papa Francisco saluda a los fieles durante la Audiencia General. Foto: Vatican Media
El Papa Francisco saluda a los fieles durante la Audiencia General. Foto: Vatican Media

En la audiencia general de este miércoles 19 de junio en la Plaza de San Pedro, el Papa Francisco continuó con su ciclo de catequesis centrado en los Hechos de los Apóstoles, particularmente sobre el pasaje bíblico conocido como “Lenguas como de fuego (Hch. 2,3). A continuación te ofrecemos 5 ideas clave de la enseñanza del Santo Padre sobre la acción del Espíritu Santo en la Iglesia.

1. La Iglesia nace del fuego del amor y de un incendio que se propaga en Pentecostés y que manifiesta la fuerza de la Palabra del Resucitado imbuida del Espíritu Santo. La Alianza nueva y definitiva ya no se funda en una ley escrita en tablas de piedra, sino en la acción del Espíritu de Dios que hace nuevas todas las cosas y se graba en corazones de carne.

2. En Hechos 2:6 dice que “cada uno los escuchó hablar en su propia lengua”. Es el lenguaje de la verdad y del amor, que es la lengua universal: incluso los analfabetos pueden entenderla. Todos entienden el lenguaje de la verdad y del amor. Si vas con la verdad en el corazón, con la sinceridad, y vas con amor, te entenderán todos. Aunque no puedas hablar, pero con una caricia, que sea verdadera y amable.

3. El Espíritu Santo es el artífice de la comunión, es el artista de la reconciliación que sabe eliminar las barreras… Él edifica  la comunidad de los creyentes armonizando la unidad del cuerpo y la multiplicidad de los miembros. Hace que la Iglesia crezca  ayudándola a ir más allá de los límites humanos, de los pecados y de cualquier escándalo.

4. Desde Pentecostés, el Espíritu de Dios mueve los corazones para recibir la salvación que pasa por una persona, Jesucristo, aquel a quien los hombres clavaron en el madero de la cruz y a quien Dios resucitó de entre los muertos “librándolo de los dolores de la muerte” (Hechos 2, 24). Es Él quien derramó ese Espíritu que orquesta la polifonía de alabanza y que todos pueden escuchar.

5. El Espíritu actúa la atracción divina: Dios nos seduce con su Amor y así nos involucra para mover la historia e iniciar procesos a través de los cuales se filtra la vida nueva. En efecto, solo el Espíritu de Dios tiene el poder de humanizar y fraternizar todo contexto, a partir de aquellos que lo reciben.

Te puede interesar: Catequesis del Papa: “La indiferencia mata, perdonemos a los demás