3 consejos del Papa Francisco a los sacerdotes para ser como San José

De San José hay mucho que pueden aprender los sacerdotes: la identidad del pastor y ejercer la paternidad.
El Papa Francisco ofreció consejos para parecerse más a San José.
El Papa Francisco ofreció consejos para parecerse más a San José.

El Papa Francisco aseguró que el sacerdocio es una forma de ejercer la paternidad, por lo cual hay mucho que los sacerdotes pueden aprender de San José, maestro de vida espiritual y de discernimiento.

Leer: ¿Quiénes pueden encomendarse a San José?

Este 18 de marzo, en vísperas de la Solemnidad de San José, el Papa Francisco recibió a miembros del Pontificio Colegio Belga con motivo del 175° aniversario de la institución. El Papa entregó su discurso, centrado en la paternidad de San José, tema principal de su Carta Apostólica Patris corde, y ofreció a los sacerdotes valiosos consejos para ser más como este gran santo.


1. Amar incondicionalmente a su comunidad

San José es un padre que acoge, aseguró el Papa. Amó y acogió a María y a Jesús, no buscó explicaciones para la sorprendente y misteriosa realidad a la que se enfrentaba, sino que la acogió con fe, y la amó tal como era.

“El párroco debe amar primero a la comunidad, gratuitamente, sólo porque ha sido enviado a ella; y poco a poco, amándola, la conocerá a fondo y podrá contribuir a encaminarla por nuevos senderos”, recomendó el Papa.

En este sentido, el Santo Padre dijo que cuando un sacerdote llega a una nueva parroquia, el párroco debe entender que llega a una comunidad que “le preexiste”; es decir, la comunidad una historia propia que no puede ser ignorada en nombre de ideas y de planes pastorales personales.

4 valores que podemos aprender de San José.

4 valores que podemos aprender de San José.

2. Saber servir

San José, dice el Papa, es un padre que custodia, y esa es una tarea que vivió con fidelidad total y atención constante a Dios, abierto a Sus signos, disponible a Su proyecto, y no tanto al propio.

Para todo sacerdote que se inspira en la paternidad de San José, custodiar significa amar con ternura a quienes les han sido confiados, “pensar ante todo en su bien y en su felicidad, con discreción y con perseverante generosidad”.

Para lograr esto, continúa el Papa, es necesaria “una actitud interior” que lleva a “no perder nunca de vista a los demás”, evaluando “cada vez” cuándo hay que retirarse y cuándo hay que hacerse próximos, y manteniendo siempre “un corazón vigilante, atento y orante”, como el del pastor, que nunca abandona a su rebaño.

De San José podemos aprender cómo hacer crecer a los hijos en la fe y el amor a Dios.

De San José podemos aprender cómo hacer crecer a los hijos en la fe y el amor a Dios.

“Un sacerdote está llamado a esto en su relación con la comunidad que le ha sido confiada, es decir, a ser un custodio atento y listo para cambiar, según lo que la situación requiera; a no ser ‘monolítico’, rígido y como enyesado en un modo de ejercer el ministerio que quizás sea bueno en sí mismo, pero que no es capaz de captar los cambios y las necesidades de la comunidad”, dijo el Papa.

Leer: San José en la Biblia, ¿qué dicen los evangelistas de él?

Cuando un pastor ama y conoce a su rebaño, “sabe hacerse el servidor de todos”, recuerda el Papa Francisco: no se pone a sí mismo y a sus propias ideas en el centro, sino el bien de aquellos a los que está llamado a custodiar, evitando las tentaciones opuestas de la dominación y la despreocupación.

3. Saber soñar con la comunidad que ama

Siguiendo el ejemplo de San José, padre que sueña, los sacerdotes deben saber soñar con la comunidad que aman: mirar “con mirada profética” y“reconocer el plan de Dios donde otros no ven nada”.

Imagen de San José Dormido en la habitación del Papa Francisco. Foto: Especial

Imagen de San José Dormido en la habitación del Papa Francisco. Foto: Especial.

“San José supo ver en María y en Jesús no sólo a una joven esposa y a un niño: siempre vio en ellos la acción de Dios, la presencia de Dios. Así, velando por la fragilidad del Niño y de su Madre, José miró más allá de sus deberes de padre de familia y, prefiriendo creer en Dios más que en sus propias dudas, se ofreció a Él como instrumento para la realización de un plan más grande, en un servicio prestado en el escondimiento, generoso e incansable, hasta el silencioso final de su propia vida”, dijo el Papa.

Por todo ello, el Papa exhorta a los sacerdotes a promover la conversión y la renovación en sentido misionero, y a hacer crecer una comunidad en camino, formada por discípulos guiados por el Espíritu e impulsados por el amor de Dios.

Te puede interesar: San José: dos mitos sobre el padre putativo de Jesús

Finalmente, en el año dedicado a San José, el Santo Padre invita a los sacerdotes a “redescubrir de modo particular en la oración la figura y la misión de san José, dócil a la voluntad de Dios, humilde autor de grandes empresas, siervo obediente y creativo”.

“Les hará bien poner a ustedes mismos y a sus vocaciones bajo su manto y aprender de él el arte de la paternidad, que pronto serán llamados a ejercer en las comunidades y en los ámbitos y servicios ministeriales que les serán confiados.”

Con información de Vatican Media

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios