¿Quiénes pueden encomendarse a San José?

Todos podemos encomendarnos a san José. Pidámosle, en especial, que nos ayude a amar y a servir más y mejor cada día a Jesús y a María.
San José.
San José.

Aprovechando que ya gozan de la presencia de Dios, pedimos a los santos que rueguen por nosotros, y tomamos muy en cuenta las características de cada uno, por ejemplo a qué se dedicaba, cómo era su carácter, algunas anécdotas, de qué murió, e incluso qué milagros concedió Dios por su medio, para elegir a qué santo encomendamos nuestras distintas necesidades.

Leer: ¿Para qué necesito a los santos si puedo dirigirme directo a Dios?

Este 2021, en el marco del 150 aniversario de la declaración de san José como Patrono de la Iglesia Universal, ha sido declarado por el Papa Francisco como Año de San José. ¿Quiénes podemos encomendarnos al patriarca de la Sagrada Familia? He aquí 10 respuestas.


1. Quienes anhelan tener sus virtudes: Ser justos (no justicieros): dar a cada uno lo que le corresponde (con criterio de misericordia); ser discretos, no alardear, no presumir; obedecer la voluntad de Dios con prontitud y alegría, y estar cerca de Jesús y María.

2. Los que se sienten indignos de un llamado que les hace Dios (sea a una vocación, un nombramiento, un ministerio, participar de algún apostolado, etc.).

4 valores que podemos aprender de San José.

4 valores que podemos aprender de San José.

Recordemos que cuando san José se dio cuenta de que María estaba embarazada, pensó en dejarla. Pero no porque creyera que le había sido infiel, imposible pensar mal de Ella, que irradiaba pureza. Fue porque comprendió que había sido elegida para ser la Virgen que concebiría a un hijo, anunciada por el profeta Isaías, y no se sintió digno de participar en ese plan de Dios. Hasta que el Ángel se le apareció y le dijo que no temiera tomar por esposa a María por estar Ella embarazada por obra del Espíritu Santo, ya que había sido elegido para ser su marido y padre adoptivo del hijo de Dios. (una más detallada explicación, en la clase 3 de mi curso gratuito sobre el Evangelio según san Mateo. Quienes quieren ponerse al servicio de Dios, pero no se sienten suficientemente buenos o capacitados, pueden pedirle ayuda para comprender que si Dios los llama, los sostendrá con Su gracia, sólo deben, como José, obedecer y confiar.

3. San José fue el mejor novio y tuvo la mejor novia del mundo, así que los papás que anhelan que sus hijos encuentren una buena novia, un buen novio que los ame y respete, pueden pedir su intercesión. También los propios novios, pueden pedirle ayuda para vivir su noviazgo en castidad.

4. Las madres solteras pueden encomendarse a san José, que supo acoger y proteger a María, embarazada, con la que se había desposado, pero todavía no casado.

5. Los migrantes, refugiados, exiliados, y todos los que se ven obligados a dejar su patria para ir a empezar de ceros en un país extranjero, pueden encomendarse a san José, que tuvo que huir a Egipto con María y el Niño, y tardaron años en poder volver.

6. Los cristianos perseguidos, hoy son el grupo más discriminado, acosado, torturado y asesinado en todo el mundo. Pueden encomendarse a san José, que sabe lo que es tener que huir de quien odia a Jesús y quiere acabar con los que son de Él.

7. Los obreros y en general todos los trabajadores, pueden encomendarse a san José, que supo ganar su sustento y el de su familia, trabajando como carpintero.

Leer: Oración a San José Obrero, patrono de los trabajadores

8. Las familias pueden encomendarse a san José, jefe de la Sagrada Familia, para que las ayude a imitar ésta y mantenerse unidas.

La Sagrada Familia.

La Sagrada Familia.

9. Los moribundos, o quienes los asisten, pueden pedir a san José que les auxilie en su agonía y les ayude a morir como murió él, en los brazos de Jesús y de María.

Te puede interesar: ¿Cómo ayudar a alguien a morir en paz? Un obispo responde

10. Todos los que desean conocer y estar cerca de Jesús y de María, pueden encomendarse a san José, que supo acoger a cuantos los visitaban, desde los humildes pastores, hasta los Magos de Oriente, y a todos facilitó esa anhelada cercanía.

A estas alturas de la lista ya te habrás dado cuenta de que ¡todos podemos encomendarnos a san José! Pidámosle, en especial, que nos ayude a amar y a servir más y mejor cada día a Jesús y a María.

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios