Iglesia en México

Tras 90 años del fin de la Guerra Cristera

El jefe nacional de la Guardia Nacional Cristera nos habla de la importancia del aniversario de la reapertura de templos tras la persecución religiosa de los años 20.
La Guerra Cristera en México duró de 1926 a 1929.
La Guerra Cristera en México duró de 1926 a 1929.

“Como una consecuencia de la Cristiada que tuvo lugar entre 1926 y 1929, México ahora goza de mayor libertad religiosa y de culto”, señaló José Alfredo Guadalupe Jiménez Martín, jefe nacional de la Guardia Nacional Cristera que está integrada, principalmente, por descendientes de las personas que protagonizaron ese movimiento social durante la presidencia de Plutarco Elías Calles.

Leer: El día que la Virgen de Guadalupe fue escondida en un ropero

Los templos del país cerraron sus puertas al culto el 31 de julio de 1926, pues la Ley Calles no garantizaba la seguridad de los fieles, y así permanecieron hasta el 21 de junio de 1929. 

Jiménez Martín explicó que para recordar el valor de la libertad de culto “la Guardia Nacional Cristera organiza cabalgatas, peregrinaciones y otros eventos cívico religiosos, principalmente hacia el Monumento a Cristo Rey, en Silao, Guanajuato, así como a la Basílica de Guadalupe, y a otros santuarios de importancia, sobre todo en noviembre”. 

Los integrantes de esta agrupación provienen principalmente de los Altos de Jalisco y del Bajío, sin embargo, también hay entre sus miembros personas que radican en Estados Unidos.

Jiménez Martín, sobrino de cristeros, nació en 1931, poco después de los Acuerdos de Paz. Él tiene en su poder más de 300 horas grabadas con testimonios de personas que participaron en la Guerra Cristera, material que puede ser consultado por investigadores, dijo. 

El jefe de la guardia también consideró que, además de San Cristóbal Magallanes, sus 24 compañeros mártires, y otro grupo de 13 personas que fueron beatificados en Guadalajara, muchos más mártires de este movimiento armado podrían ser beatificados en los próximos años. 

Durante el conflicto, todos los obispos mexicanos se encontraban exilados en Estados Unidos, a excepción de san Rafael Guízar y Valencia. Se estima que en la Cristiada murieron 250,000 personas.

La Cristiada, persecución religiosa de los años 20

  • Fue un conflicto entre la Iglesia y el Estado que duró de 1926 a 1929.  
  • Los enfrentamientos surgieron cuando Calles impuso leyes que limitaron la libertad de culto.
  • Obispos se opusieron al levantamiento, pero dejaron a fieles decidir sobre la defensa de un derecho.
  • En 1929, ya finalizado el mandato de Calles, la Iglesia católica y el gobierno llegaron a un acuerdo.
  • El número de muertos se calcula en 250,000, entre ellos civiles no involucrados en el conflicto.