Iglesia en México

Padre Arturo Barranco: La unión hará la fuerza en la Megamisión

El padre Arturo Barranco invita a los sacerdotes a participar en esta iniciativa de caridad cristiana y movilizar a sus comunidades.
El padre Arturo Barranco tiene amplia experiencia en Misiones y Pastoral. Foto: Ricardo Sánchez
El padre Arturo Barranco tiene amplia experiencia en Misiones y Pastoral. Foto: Ricardo Sánchez

La invitación a la Megamisión que realizará la Iglesia en la Ciudad de México en octubre, va dirigida principalmente a los sacerdotes, consideró el padre Arturo Barranco, Vicario de la IV Zona Pastoral “San Miguel Arcángel”, y quien fue encargado de la Comisión de Pastoral Misionera durante casi 20 años.

“Somos los sacerdotes quienes debemos estar en primera línea para dar testimonio a nuestras comunidades, y ser los primeros en sentirnos llamados a vivir este Mes Misionero Extraordinario como un tiempo de gracia y una bendición para nuestra Iglesia arquidiocesana”.

Puedes leer: 10 preguntas y respuestas sobre la Megamisión

A través de una carta, el Cardenal Carlos Aguiar Retes, Arzobispo Primado de México, convocó el 15 de agosto a toda la comunidad a participar en la Megamisión, una iniciativa a la que todas las personas pueden inscribirse para colaborar con acciones de caridad cristiana en cinco ambientes específicos de nuestra ciudad: ecología, hospitales, cárceles, inclusión de personas con discapacidad, y pobreza. Es una respuesta al llamado que el Papa Francisco hizo de que octubre sea un Mes Misionero Extraordinario.

Respecto a la iniciativa arquidiocesana, el padre Arturo Barranco señala que es una respuesta que la Iglesia capitalina ante la necesidad de llevar a Cristo a sectores de la sociedad ávidos de la presencia de Nuestro Señor, así como de cercanía y acompañamiento.

Leer: Voluntarios se reúnen para celebrar arranque de la Megamisión

“Algo muy importante que viviremos durante la Megamisión, es el trabajo en comunidad. Para nuestra Iglesia es fundamental la comunión; no podemos ser ‘llaneros solitarios’ cuando se tiene la encomienda de llevar a cabo una tarea misionera, por eso estamos invitando a participar organizadamente como comunidad”.

Sin embargo –señala– es importante que esta iniciativa no se quede en acciones pasajeras; para eso es necesario que la comunidad se mantenga en el encuentro personal de Jesús y de su Iglesia; que adopte el testimonio de amor que los santos mártires mostraron por la misión, y que se siga formando pastoralmente de manera integral y sistemática, como lo ha pedido el Santo Padre.

Además, manifestó su esperanza de que octubre sea un mes de trabajo intenso, en el que todos los miembros de la Iglesia vivan su compromiso misionero, y realmente se sientan bautizados y enviados.

Las inscripciones a la Megamisión aún están abiertas en  https://bit.ly/2msvFz8.

Lee: Así puedes unirte como voluntario a la Megamisión