Iglesia en México

Voluntarios se reúnen para celebrar arranque de la Megamisión

Jóvenes que acudieron a la Misa de envío expusieron las razones por las que participan.
Foto: María Langarica/DLF

En punto del mediodía, cientos de voluntarios se dieron cita en la Basílica de Guadalupe para asistir a la Misa de envío y bendición de la Megamisión, presidida por el Arzobispo Primado de México, Cardenal Carlos Aguiar Retes.

En las capillas altas se congregaron los grupos de voluntarios de las diferentes vicarías y ambientes, entre ellos jóvenes con discapacidad auditiva quienes escucharon la palabra de Dios a través de sus intérpretes.

Foto: María Langarica

Durante la Celebración Eucarística, el cantante Alexander Acha y organizadores de la Megamisión, colaboradores de la Pastoral de Turismo y de la Pastoral de Migrantes participaron con las intenciones de la Misa.

El cantante Alexander Acha (al frente) participó en la ceremonia. Foto: María Langarica

Al finalizar, diez jóvenes representantes de los voluntarios de la Megamisión se acercaron al altar para mostrar al Cardenal 5,000 cruces, que él bendijo y que serán entregadas a los voluntarios como símbolo de su labor.

Las cruces de Jerusalén que se entregarán a los voluntarios tienen un significado muy especial, pues de acuerdo con del padre Manuel Sánchez Padilla, encargado de la Pastoral Juvenil Vocacional y el principal responsable de la organización, muestran la sencillez y de la humildad de la Megamisión.

“Son muy especiales porque fueron traídas desde Tierra Santa. La conforman cinco cruces que, providencialmente, coinciden con el mismo número de ambientes que abordaremos”.

El padre Manuel Sánchez Padilla entrega una de las cruces a una voluntaria. Foto: María Langarica.

Las nuevas diócesis comprometidas en la Megamisión

Para el padre Manuel, la labor de Dios ya comenzó. “El surgimiento de las nuevas diócesis no dividió, al contrario Azcapotzalco, Xochimilco e Iztapalapa siguen comprometidos con la Megamisión, ellos siguen unidos a la Arquidiócesis como hermanos, ese es un buen signo de que seguimos trabajando unidos como Iglesia, aunque seamos diócesis distintas”.

Mencionó que algunos de los voluntarios que subieron al altar con el Cardenal Aguiar, pertenecen a las nuevas diócesis y “en ello se demuestra el grado de compromiso de toda la Iglesia por trabajar a favor de la comunidad”.

Foto: María Langarica

El compromiso de los voluntarios

Para Donovan López, voluntario y coordinador del 3er. Decanato, grupo “Amigos de Jesús”, trabajar en el ambiente de pobreza es una necesidad personal y de la sociedad.

“Creo que las periferias son un área en las que debemos de trabajar, pues a veces son ignoradas sus necesidades. Debemos de empezar a hacer conciencia social y la Megamisión nos va a ayudar a salir al verdadero encuentro del hermano, como lo dice el Papa Francisco”.

Aseguró que todos los jóvenes están inmersos en la misión, “todos estamos enfocados hacia el mismo rumbo, creo que es una de las tareas que Cristo nos ha encomendado y ya es momento de salir al encuentro”.

La vida religiosa también está presente. Las hermanas Mercedarias del Santísimo Sacramento respondieron al llamado del Señor a través de su colaboración en hospitales y con personas con alguna discapacidad.

Un grupo de Vikingos también son parte de la Megamisión, ellos están integrados por diferentes grupos de AA de la Ciudad de México y Puebla, y aportarán no sólo su mano de obra, también sus experiencias de vida.

“Es importante compartir experiencias de vida dentro de la Megamisión para dejar huella y que esta misión no sea de solo un mes, sino de acciones constantes”, comenta Luis Enrique Vázquez, quien es la primera vez que participa en grupos misioneros.

Carlos Leyva, voluntario en el ambiente de ecología, coincide en que las acciones de la Megamisión no sólo se deben de quedar ahí, sino permear en toda la juventud para que sean permanentes.

“En el noveno decanato estamos analizando el plan de trabajo, no sólo para la Megamisión, sino para que se llevan a cabo acciones concretas y permanentes. Este debe ser un paso para que la labor pueda repercutir en otros jóvenes y puedan conocer al Cristo vivo”.

Las inscripciones a la Megamisión aún están abiertas en  https://bit.ly/2msvFz8.

Las cruces que se bendijeron hoy se entregarán a los voluntarios que participen.

Foto: María Langarica

Lee: Así puedes unirte como voluntario a la Megamisión