Iglesia en México

O cuidamos el agua o no tendremos futuro

El crecimiento urbano es uno de los principales factores que ha hecho que la demanda de agua sea excesiva.
Los cortes de agua y desabasto son cada vez más comunes en la Ciudad de México. Foto: Especial
Los cortes de agua y desabasto son cada vez más comunes en la Ciudad de México. Foto: Especial

Entre más habitantes existen en la Ciudad de México, más demanda hay de líquido vital, lo que está llevando a una escasez de agua que se agravará si no se aplican estrategias para que sus habitantes la cuiden, para evitar la pérdida de más cuerpos de agua, así como para generar sistemas integrales que permitan ahorrarla.

Leer: Por qué las ciudades en México aniquilan a la naturaleza

“La realidad es que la escasez del agua se debe a la gran demanda que existe; tenemos que hacer un uso racional de ella. Lamentablemente las personas comienzan a tomar conciencia de que hay un desperdicio cuando les llega el recibo muy caro y verifican si tienen alguna fuga”, explica Héctor Reyes Martínez, director de agua y potabilización del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACMEX).

El principal abastecedor de agua en la capital del país son los propios mantos acuíferos de la ciudad, de donde se extrae el 60% del suministro, lo que ocasiona el hundimiento del suelo. 450 pozos ubicados en toda la ciudad extraen el agua del subsuelo, la cual no es suficiente para cubrir la demanda de 32 metros cúbicos de agua por segundo.

Por ello, el 40% restante del líquido se abastece del Río Lerma con 250 pozos y del sistema Cutzamala, que inicia en Michoacán y pasa por el Estado de México.

“Cobrar lo que realmente cuesta llevar el agua a cada casa, sería un buen comienzo para valorar su importancia”, explica, “por traer el agua del Cutzamala, la ciudad paga 6.50 pesos por metro cúbico, mientras a la ciudadanía sólo se le cobra 2 pesos, un subsidio de 70%”.

Leer: ¿Qué planeta queremos dejar? Una mirada a Laudato Si’

Además, la ciudadanía también tiene que estar más consciente de las fugas y evitarlas. En 2016, la OCDE reveló que la CDMX desperdicia 40% del suministro de agua potable debido a las fugas.

El ingeniero Reyes asegura que el actual gobierno capitalino ha logrado reducir 2% el desperdicio de agua; sin embargo, reconoce que su tiempo de respuesta debe mejorar, reciben 100 a 150 reportes diarios, de los cuales sólo alcanzan a atender 60.

Por ello es importante que, además de ahorrar agua, las personas denuncien las fugas al teléfono 5654-3210.

La pérdida de agua en el Valle de México

El siguiente análisis, elaborado por el Centro EURE, muestra cómo ha crecido la mancha urbana en el Valle de México desde el siglo XVI y cómo, a la par, se han perdido los cuerpos de agua de la región.

 

Lee: El desastre ambiental es también humano