Iglesia en México

La V Vicaría “San Pedro Apóstol” estrena vicario y sede

El padre Pablo Monjarás se comprometió ante el Arzobispo de México trabajar con empeño y caminar en unidad en esta zona pastoral.
El padre Pablo Monjarás, vicario episcopal de la V Zona Pastoral de la Arquidiócesis de México. Foto: María Langarica
El padre Pablo Monjarás, vicario episcopal de la V Zona Pastoral de la Arquidiócesis de México. Foto: María Langarica

El Arzobispo Primado de México, Cardenal Carlos Aguiar Retes, acudió este 31 de julio a la Parroquia Santo Domingo de Guzmán, Mixcoac, donde celebró una Santa Eucaristía, en la que nombró al padre Pablo Monjarás Wintergerst como Vicario Episcopal de la V Zona Pastoral “San Pedro Apóstol” por un periodo de cinco años, y como párroco de este recinto por un periodo de seis. Asimismo, declaró a la Parroquia Santo Domingo de Guzmán sede de esta vicaría.

Durante su homilía, el Cardenal Carlos Aguiar aseguró que para ser un buen pastor es necesario llevar al diálogo con el Señor lo que acontece en la comunidad, y platicarlo con los colaboradores para saber qué es lo que se debe hacer. “Hablar con Dios y comunicarlo al pueblo. Esto es lo que hacía Moisés, y se convirtió en un gran líder… Su rostro trasparentaba esa presencia del Señor”.

Asimismo, dijo al padre Pablo Monjarás que no está sólo en la encomienda de dirigir la V Vicaría Episcopal, ya que el Señor siempre estará con él; y lo animó a transmitir el mensaje de salvación de Jesucristo gozosamente, con sus gestos, con sus expresiones, pues es un mensaje de redención que no se puede trasmitir con tristeza, desconsuelo o desesperanza.

El Cardenal Carlos Aguiar y el padre Pablo Monjaraz. Foto: María Langarica

El Cardenal Carlos Aguiar y el padre Pablo Monjaraz. Foto: María Langarica

Puedes leer: El Padre Pérez Raygoza tomó posesión de la nueva Zona Pastoral 

El Arzobispo de México pidió a todos los sacerdotes de la Vicaría, y a la comunidad en general, adoptar la actitud curiosa, observadora e inquieta de los niños, y permanecer en la búsqueda de la perla más grande: el encuentro con Jesús. “No podemos resolver los problemas de todos, pero sí los de algunos, y eso nos basta para encontrarnos con el Señor… Por eso el Papa Francisco nos dice con insistencia que hay que mirar al necesitado, al migrante, al indigente, al encarcelado, al enfermo y al anciano.

Tras renovar sus promesas sacerdotales y hacer su profesión de fe como Vicario Episcopal y párroco de Santo Domingo de Guzmán, el padre Pablo Monjarás dio un mensaje a la comunidad en el que se comprometió a trabajar con todo su empeño por la V Vicaría Episcopal “San Pedro Apóstol”, y a caminar en unidad con un profundo sentido eclesial.

El padre Monjarás agradeció al Arzobispo su confianza al haberlo elegido para dicho cargo, y ofreció su palabra de esforzarse por ser puente que ayude a hacer Iglesia y estrechar lazos de comunión. Asimismo, agradeció el acompañamiento de las comunidades en las que ha servido, y el caluroso recibimiento de la feligresía de Santo Domingo de Guzmán, a la que pidió unirse a las iniciativas del Santo Padre y del Cardenal Carlos Aguiar Retes.

La Parroquia de Santo Domingo de Guzmán. Foto: María Langarica

La Parroquia de Santo Domingo de Guzmán. Foto: María Langarica

Puedes leer: Genaro Miguel Chávez toma posesión como Vicario de la III Zona Pastoral