La CDMX nombra “huésped distinguido” al Cardenal Pietro Parolin

El Secretario de Estado de la Santa Sede se refirió a la CDMX como "un crucero de razas y culturas".

Con la entrega del pergamino y la medalla que lo reconocen como “Huésped distinguido” de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno local, hizo los honores de dicho nombramiento al Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado de la Santa Sede, quien desde el pasado 17 de junio se encuentra de visita en nuestro país.

Puedes leer: México tiene necesidad de perdonarse y reconciliarse: Card. Parolin

Tras ser objeto de dicha distinción, recibida durante la mañana de este jueves 21 de junio, el Cardenal Pietro Parolin recordó el tiempo en que residió en la Ciudad de México -de 1989 a 1992-, mientras fungía como colaborador de la Nunciatura Apostólica en nuestro país, con sede en esta entidad “marcada siempre por el rostro sonriente y rico en iniciativas de los ‘chilangos’”.


El Secretario de Estado de la Santa Sede expresó su agradecimiento a la doctora Claudia Sheinbaum por el reconocimiento que le fue otorgado como “Huésped distinguido” de esta ciudad, a la que calificó como “un crucero de razas y culturas, de lenguas y expresiones religiosas; signo de la globalización y la movilidad humana, y laboratorio de diálogo y encuentro a nivel local e internacional”.

Asimismo, envió un saludo a todos los habitantes de esta gran metrópoli, y recordó especialmente a los que viven situaciones de mayor precariedad, a quienes no tienen trabajo y se esfuerzan por conseguir cada día lo necesario para el bien de sus familias, a los que han experimentado dolor por causa de la pandemia de Covid-19 y a cuantos miran el futuro con incertidumbre.

“Desde mi corazón -dijo-, quiero repetirles estas palabras del Papa Francisco: ‘No se dejen robar la esperanza verdadera, la que tiene real fundamento; no pierdan la valentía de levantar su mirada hacia lo alto, hacia el Señor de la historia, hacia Aquel que nunca abandona a su pueblo, custodiándolo como auténtico Padre, rico en misericordia”.

Finalmente, el Cardenal Pietro Parolin señaló que la Ciudad de México posee un tesoro que ninguna otra ciudad tiene en medida semejante: la Virgen de Guadalupe, la Madre que, desde el Tepeyac, mira con amor, acompaña y sostiene a cada uno de sus hijos y a todos los mexicanos, secando sus lágrimas, consolándolos, sosteniéndolos y conduciéndolos con firme y renovada esperanza al Dios de la reconciliación, de la fraternidad y de la paz”.

Por su parte, Claudia Sheinbaum, como parte de la ceremonia de reconocimiento al Cardenal Pietro Parolin como “Huésped distinguido” de la Ciudad, pronunció un discurso en que habló sobre las coincidencias entre el accionar del gobierno capitalino con varios de los postulados de dos de las encíclicas del Papa Francisco: Fratelli Tutti y Laudato Sí.

En lo que corresponde a Fratelli Tutti, señaló que los postulados del Papa Francisco coinciden con sus principios de gobierno, en la medida en que éstos contemplan las 5 bases fundamentales de dicho documento pontificio que busca la justicia social: reducir la desigualdad, justicia como valor más alto, empatía ante el dolor ajeno, historia como eje conductor, e ir hacia el pueblo.

“En materia de economía social y solidaria -dijo la Jefa de Gobierno-, reconocemos el valor que tiene la referencia al derecho de las personas a un trabajo digno contenido en la encíclica Laudato Si’, que dice: en la actual realidad social mundial, más allá de los intereses limitados de las empresas y de una cuestionable realidad económica, es necesario que se siga buscando como prioridad el objetivo del acceso al trabajo para todos”.

El Cardenal Parolin concluye este lunes su visita al país. Por la mañana se reunió con el presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional.

El principal motivo de su visita al país fue la ordenación episcopal de monseñor Fermín Sosa, a quien el Papa Francisco nombró nuncio apostólico de Papúa Nueva Guinea.

Monseñor Sosa recibió la ordenación el 19 de junio en Izamal, Yucatán.