Iglesia en México: legalización del aborto en Veracruz, grave injusticia

La Iglesia en México respaldó todas las acciones que emprendan obispos y fieles de Veracruz hasta garantizar la protección jurídica de la vida en esa entidad.
El Bautismo de emergencia se lleva a cabo en caso de peligro de muerte.
El Bautismo de emergencia se lleva a cabo en caso de peligro de muerte.

La Iglesia en México lamenta la decisión del Congreso del Estado de Veracruz de legalizar el aborto hasta las 12 semana de gestación, pese a que la constitución local garantiza el derecho a la vida desde la concepción, y consideró esta nueva legislación como “una grave injusticia”

“No podemos sino lamentar este hecho ocurrido en Veracruz y dejar claro que constituye una grave injusticia que permite cometer un mal inaceptable en contra de otro ser humano en su etapa más vulnerable, cuando requiere mayor protección junto con su madre”, dijo la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM).

Leer: Mentiras detrás de la despenalización del aborto


El aborto no soluciona ninguno de los problemas de las madres que están gestando, y solo las convierte en madres de un hijo muerto”, se lee en un comunicado firmado por monseñor Jesús José Herrera Quiñones, presidente de la Dimensión Episcopal de la Pastoral para la Vida.

La Iglesia seguirá sus acciones a favor de la vida en Veracruz

Los obispos del país lamentaron que los legisladores locales aprobaran las modificaciones al código penal para consentir el aborto en Veracruz, pese a que la constitución del estado protege la vida desde la concepción.

Por ello, aseguraron que respaldan todas las acciones que emprendan los obispos y los fieles, “hasta garantizar plenamente la protección jurídica de la vida de todo ser humano antes y después de nacer por igual, sin discriminarlo por su grado de desarrollo”.

“Esto sucedió no obstante numerosas manifestaciones de parte de la sociedad civil para intentar frenar este hecho”.

Leer: ¿Aborto en caso de violación?

“Respaldamos y nos unimos a las acciones de los señores obispos y fieles en el estado de Veracruz hasta garantizar plenamente la protección jurídica de la vida de todo ser humano antes y después de nacer por igual, sin discriminarlo por su grado de desarrollo”, agrega el comunicado.

La CEM lamentó que la aprobación de esta ley abortista deja de lado otras inquietudes más apremiantes para la sociedad.

“Relacionadas sobre todo con la inseguridad que se sufre en numerosas zonas del país, con la atención de las necesidades de salud de los ciudadanos, con la urgencia que padecen millones de familias por encontrar empleo, y con la preparación de la reanudación de la actividad en las escuelas”.

Comentarios