Fray Gabriel celebrará sus 92 años con Premio Nacional de Arquitectura

Conoce en qué proyectos trabaja hoy uno de los creadores de la Basílica de Guadalupe, quien ha dado gran proyección a la arquitectura religiosa.
Fray Gabriel Chávez de la Mora, fue galardonado con el Premio Nacional de Arquitectura 2020. Foto: María Langarica
Fray Gabriel Chávez de la Mora, fue galardonado con el Premio Nacional de Arquitectura 2020. Foto: María Langarica

Fray Gabriel Chávez de la Mora ha pasado al menos 65 años ‘en la obra’ de Dios, diseñando y culminando edificaciones al servicio de la Iglesia. Ahora el monje benedictino, uno de los creadores de la Basílica de Guadalupe, es reconocido con el Premio Nacional de Arquitectura 2020 en México, el máximo galardón a nivel nacional de un profesionista de esta rama.

Lee: Fray Gabriel Chávez de la Mora: los rostros del artesano de Dios

Con paso lento, pero con una fuerte determinación, Fray Gabriel continúa trabajando en proyectos y se muestra muy orgulloso de este reconocimiento, pues considera que se está valorando a la arquitectura religiosa en México y su funcionalidad en todos los sentidos, la cual “es arte, poesía y ritmo, pero sobre todo, está al servicio de la liturgia”, asegura en entrevista con Desde la fe. 


El arquitecto Fray Gabriel Chávez de la Mora. Foto: María Langarica

El arquitecto Fray Gabriel Chávez de la Mora en la Basílica de Guadalupe. Foto tomada en 2018. Foto: María Langarica

Su obra: simple, sencilla, verdadera, económica y austera

La Academia Nacional de Arquitectura fue quien propuso a Fray Gabriel Chávez de la Mora como candidato al premio. El monje benedictino y arquitecto cumplirá 92 años el 26 de noviembre.

“Fue una gran emoción enterarme de que fui uno de los tres finalistas del premio, pero fue un gran honor cuando el presidente de la Academia Nacional de Arquitectos, José Francisco Reygadas, me llamó para decirme que había ganado”, afirma el monje benedictino.

Fray Gabriel Chávez de la Mora nació en Guadalajara en 1929, en una familia católica formada por cinco hijos, tres de los cuales siguieron el camino de la vida religiosa. La arquitectura fue su primer llamado, por lo que en 1955 fue el primer egresado de la escuela de Arquitectura de la Universidad de Guadalajara (UDG). Apenas salió, ingresó al Monasterio Benedictino de Santa María de la Resurrección, en Cuernavaca.

En ese entonces, el rumor de que la Iglesia renovaría su arquitectura fue el detonante para unirse a la vida monástica. Su primera obra fue la restauración de la Capilla del Monasterio de Santa María de la Resurrección en Ahuacatitlán, Morelos, que hasta la fecha recuerda como su encargo más querido. Y entre sus trabajos más destacados están la Abadía del Tepeyac, el acondicionamiento litúrgico de la Basílica de Guadalupe y la Capilla de Nuestra Señora de Guadalupe en el Vaticano.

Capilla de Nuestra Señora de Guadalupe en el Vaticano, construida por Fray Gabriel Chávez de la Mora.

Capilla de Nuestra Señora de Guadalupe en el Vaticano, construida por Fray Gabriel Chávez de la Mora.

Con más de 50 años de servicio en la Basílica de Guadalupe como asesor litúrgico y más de 65 años como arquitecto, tanto su talento artístico como su memoria siguen llenas de proyectos.

El premio otorgado por el Gobierno Federal y la Asociación de Ingenieros y Arquitectos de México lo recibirá próximamente en una ceremonia para la que aún no hay fecha de realización, y que estará encabezada por las autoridades federales.

“Agradezco este reconocimiento, aunque muchos arquitectos destacados lo han recibido por vastas obras, creo no tener tantas ni tan destacadas, pero creo que se está reconociendo la significación de arquitectura religiosa y estos trabajos que he ejercido que son parte del movimiento de arquitectura tapatía: simple, sencilla, verdadera, económica y austera”.

El Covid-19 no frenó los proyectos de Fray Gabriel

En los primeros meses del brote de Covid-19 en México, algunos sacerdotes del monasterio benedictino fueron diagnosticados con la enfermedad, entre ellos Fray Gabriel, quien a pesar de su amor por el trabajo, tuvo que desacelerar la marcha y estar en cuarentena.

“La pandemia nos cambió la vida, incluso a nosotros en nuestra vida monástica, fuimos varios los contagiados de coronavirus, yo fui asintomático, pero otros no, entre ellos nuestro Abad Ricardo Tintos quien falleció”, comenta el monje artesano.

La cuarentena la vivió en una habitación de la casa que él mismo diseñó y construyó: la Abadía del Tepeyac. No obstante, ni el Covid-19 pudo frenar a Fray Gabriel, pues en todo momento estuvo acompañado de su lápiz y papel, sus compañeros de arquitectura en la vieja usanza, pero con la ayuda de la tecnología.

Fray Gabriel Chávez de la Mora es reconocido con el Premio Nacional de Arquitectura 2020. Foto: María Langarica

Fray Gabriel Chávez de la Mora, Premio Nacional de Arquitectura 2020, posa con el libro Gabriel Chávez de la Mora, fraile + arquitecto.  Foto: María Langarica.

Su siguiente obra: la cruz más alta del mundo

A sus 91 años, Fray Gabriel continúa trabajando, ahora labora en 11 proyectos entre obras de escultura, pintura y arquitectura. 

Él dice que ni siquiera tiene el nivel de ‘párvulo’ en cuanto a tecnología se refiere; sin embargo, gracias a su asistente, el arquitecto Erick Martínez, ha podido continuar con su trabajo, pues él es quien lo mantiene conectado con las obras que están en curso a través de reuniones virtuales.

Entre los proyectos en los que trabaja Fray Gabriel actualmente destacan la que será la cruz más alta del mundo, llamada el “Memorial de la Misericordia”, y que se edifica en Monterrey. Además, labora en el diseño del vitral del Santuario de los Mártires, en Tlaquepaque, Jalisco.

Actualmente, Fray Gabriel trabaja en el montaje de los vitrales del Santuario de los Mártires Mexicanos, ubicado en Guadalajara.

Actualmente, Fray Gabriel trabaja en el montaje de los vitrales del Santuario de los Mártires Mexicanos, ubicado en Guadalajara.

“Algunos de los trabajos que tenía se quedaron congelados o adormecidos por la pandemia, pero otros siguieron. -explica- De hecho, continué supervisando las obras, remotamente, en el Santuario de los Mártires y también el ‘Memorial de la Misericordia’“.

Lee: La exposición “El artista de la Basílica” llega a la casa de Fray Gabriel

Con su sonrisa característica, el nonagenario religioso y arquitecto, asegura que más proyectos llegaron durante en este tiempo de pandemia, como: la Parroquia de Nuestra Señora de Fátima en Zacatecas, recientemente la Parroquia de San Judas en Guadalajara, Jalisco.

Fray Gabriel Chávez de la Mora. Foto: Archivo Chávez de la Mora

Fray Gabriel Chávez de la Mora. Foto: Archivo Chávez de la Mora

Sus proyectos de pintura y escultura

“Tampoco me han faltado trabajos de pintura y escultura. Estoy realizando en bronce, el Viacrucis para el atrio del Santuario Guadalupano en Zamora, Michoacán. Esa es una iglesia monumental neogótica en la que prácticamente trabajé todo el interior: escultura, vitrales, presbiterio y capillas interiores”.

También acaba de concluir una pintura y escultura en madera de un icono de san León Magno, para una abadía en Florida, Estados Unidos; una pintura de san Martín Caballero y otra de  san José “corazón de padre”, que está acompañada de Jesús adolescente. Asimismo, ha diseñado algunas portadas de rituales católicos por encargo de la Comisión de Liturgia.

Recientemente salió a la venta el libro “Gabriel Chávez de la Mora, fraile + arquitecto”, que es una compilación de sus 65 años de labor arquitectónica ininterrumpida de un arquitecto, monje, sacerdote, maestro y artista imparable.

Comentarios