El mundo rezó el Rosario con los ojos puestos en la Virgen de Guadalupe

La Basílica de Guadalupe participó este miércoles en el Maratón Mundial del Rezo del Rosario convocado por el Papa Francisco.
En el Maratón Mundial del Rezo del Rosario, se pidió a la Virgen de Guadalupe por trabajadores y empresarios del mundo.
En el Maratón Mundial del Rezo del Rosario, se pidió a la Virgen de Guadalupe por trabajadores y empresarios del mundo.

Este 26 de mayo tocó el turno a la Basílica de Guadalupe de participar como sede del Maratón Mundial del Rezo del Rosario, que se ha realizado durante todo mayo, “Mes de María”, por deseo expreso del Papa Francisco.

Este maratón se realiza para pedir la intercesión de nuestra Madre del Cielo por el fin de la pandemia de Covid-19, que desde hace más de un año aflige al mundo.

Puedes leer: Maratón del rezo del Rosario: Santuarios, fechas y dónde verlo


El rezo -transmitido a nivel mundial a través de las redes sociales de la Santa Sede-, fue dirigido por monseñor Salvador Martínez, Rector del recinto mariano, y por monseñor Ramón Castro Castro, Obispo de la Diócesis de Cuernavaca.

Durante cada día de mayo se ha rezado el Rosario en un santuario mariano distinto.  El martes la sede fue el Santuario Nacional de Nuestra Señora Ta’ Pinu, en Malta, y este jueves tocará el turno del santuario Madre de Dios (Zarvanytsia), en Ucrania.

Por los trabajadores y empresarios

En el vigesimosexto día del Maratón del Rezo del Rosario, desde la Basílica de Guadalupe tocó pedir por los trabajadores y empresarios del mundo que se han visto afectados por la pandemia.

Por tal motivo, en los Santos Misterios participaron empleados del recinto y empresarios mexicanos, además de los miembros del Venerable Cabildo de Guadalupe, vicarios episcopales, sacerdotes y laicos.

Durante el rezo se colocaron en el altar cuatro cuadros que representan las apariciones de la Guadalupana, elaborados por Miguel Cabrera (1695-1768), así como el cuadro titulado “La Virgen de Guadalupe, Reina del trabajo”, realizado en 1955 por el pintor J. Burgos, y la Corona con la cual la Virgen de Guadalupe fue entronizada como “Reina del Trabajo”.

Al finalizar el rezo del Rosario, monseñor Ramón Castro Castro pidió a la Virgen de Guadalupe su intercesión para que llegue a su fin este tiempo de sufrimiento y angustia que se vive en el mundo entero, así como su protección a médicos, enfermeros y voluntarios que hoy se encuentran en la primera línea de batalla contra el Covid-19, “intentando salvar vidas, al tiempo que exponen la suya”.

Asimismo, el Obispo de Cuernavaca pidió por los sacerdotes, religiosas y personas consagradas que, con solicitud pastoral y compromiso evangélico, atienden a los enfermos.

Y en especial pidió la intercesión de la Virgen de Guadalupe por los trabajadores y empresarios que hoy se encuentran preocupados por el futuro incierto que ha dejado la actual situación económica mundial.

El Papa Francisco inauguró este maratón el pasado 1 de mayo desde la Basílica de San Pedro en el Vaticano y también lo concluirá el día 31 de mayo en los jardines vaticanos.

 

Puedes leer: El memorial que nació en Basílica de Guadalupe en época de Covid-19

Comentarios