Ahora en Michoacán: Sujeto agrede a golpes a sacerdote

El Arzobispo de Morelia, Mons. Carlos Garfias, confirma la agresión y pide dialogar con AMLO a fin de buscar estrategias para la construcción de la paz.
El padre Mateo Calvillo, de la Arquidiócesis de Morelia, fue agredido por un desconocido. Foto: Especial.
El padre Mateo Calvillo, de la Arquidiócesis de Morelia, fue agredido por un desconocido. Foto: Especial.

El padre Mateo Calvillo Paz, de la Arquidiócesis de Morelia, fue objeto de una brutal agresión por parte de un desconocido que le cerró el pasó a su vehículo mientras viajaba por el municipio de Queréndaro, Michoacán.

Puedes leer: Así es Cerocahui, la comunidad donde asesinaron a dos jesuitas

Tras obligarlo a detenerse, el hombre, quien portaba un arma de fuego, arremetió a golpes contra el sacerdote, quien ha calificado el hecho como “un ataque profesional”.

En una carta dirigida a los medios de comunicación, dada a conocer el domino, el padre Mateo Calvillo señaló que los hechos sucedieron en sólo tres minutos, y eso lo hace pensar que su agresor es un sicario profesional.

“Debió ser un sicario –escribió en dicha carta-, aunque no me presentó su credencial. Un psicópata. Era muy alto y fuerte, moreno, con entradas en el pelo, tenía en los puños un arma, se dirigió a mí abrió la portezuela de mi auto, me destrozó la cara, dejándola con hemorragias terribles”.

Dada la gravedad de las lesiones, el padre Mateo Calvillo buscó ayuda con el sacerdote de la localidad, quien se presentó de inmediato. En seguida, el padre pudo recibir asistencia por parte del doctor Gerardo Aguilar, director de la Clínica Médica La Asunción.

“Este ataque, yo lo había presentido, a todos nos puede tocar, estoy tentado a decir: nos va a tocar. Hay que ser conscientes y estar preparados, estudiar nuestra reacción, una equivocación puede ser mortal”.

El padre Mateo Calvillo consideró que, tomando en cuenta la suerte que corrieron los hermanos jesuitas asesinados recientemente en Chihuahua, y tantas muertes y masacres que se registran actualmente, el ataque le salió “muy barato”.

“Me siento honrado de ser hermano de las víctimas de la violencia –señala-, de inocentes, asesinados heridos despojados de sus pertenencias, expulsados de sus pueblos, de tantos muertos denunciados y de los no denunciados, los hijos perdidos, desaparecidos o enrolados con los narcos y criminales”.

Y recriminó al gobierno actual, encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, no hacer lo suficiente para parar la violencia.

Agresión contra sacerdotes.

Padre Mateo Calvillo, víctima de agresión en el municipio michoacano de Queréndaro. Foto: Especial.

Mons. Carlos Garfias pide dialogo con AMLO

La agresión fue confirmada por el Arzobispo de Morelia, Mons. Carlos Garfias Merlos, quien señaló que es urgente iniciar un diálogo permanente a nivel nacional, que incluya a las autoridades de gobierno, iglesias, academia, empresarios y sociedad civil.

Entrevistado por el periodista Carlos Loret de Mola para el programa radiofónico Así las cosas en W Radio, Mons. Carlos Garfias Merlos aseguró que si no se inicia a este diálogo permanente “seguiremos buscando quién es el que va a transformar las cosas”, cuando lo importante es definir la manera en que lo podamos hacer todos de la mejor forma posible.

Mons. Carlos Garfias pidió al Presidente de México tener un diálogo con él, como parte de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), y con los obispo que en determinado momento puedan participar, a fin de definir “qué podemos hacer para que la Iglesia colabore” frente a la actual situación que vive el país.

Con información de Agencia Quadratín

Compartir




Publicidad