El Papa nombra a Mons. Franco Coppola como nuevo nuncio en Bélgica

Mons. Franco Coppola informó que permanecerá en el país hasta finales de año y se despedirá con una Misa el 1 de enero en la Basílica de Guadalupe.
Mons. Franco Coppola, Nuncio Apostólico en México. Foto: Ricardo Sánchez
Mons. Franco Coppola, Nuncio Apostólico en México. Foto: Ricardo Sánchez

Este lunes 15 de noviembre, la Sala de Prensa de la Santa Sede ha hecho público que el Papa Francisco ha nombrado a monseñor Franco Coppola, arzobispo titular de Vinda y actualmente nuncio apostólico en México, como nuevo nuncio apostólico en Bélgica.

Durante cinco años, Mons. Franco Coppola se desempeñó como representante diplomático del Santo Padre en México. Fue el 9 de julio de 2016, luego de la visita apostólica del papa Francisco a estas tierras, cuando recibió el nombramiento de Nuncio Apostólico. Tres meses después presentó sus cartas credenciales al entonces presidente Enrique Peña Nieto.

Te puede interesar: Los 3 grandes encuentros en la vida del nuncio Franco Coppola


Agradecimiento al pueblo de Dios

A través de sus redes sociales, el Nuncio Apostólico expresó la “gracia” de haber servido a la Iglesia mexicana: “salgo mucho más rico en fe y en humildad de como llegué, hace cinco años“, escribió.

También agradeció a Santa María de Guadalupe por haberlo “acogido, dirigido, protegido y fortalecido con su mirada maternal: estoy seguro, me acompañará adonde quiera que vaya”.

En una carta, que está dirigida a los obispos del país, Mons. Franco Coppola agradeció a cada uno de ellos por haberle prodigado el gran respeto que tienen por el mismo Santo Padre. Y al pueblo de Dios que peregrina en México por su fe sencilla y ardiente.

Te puede interesar: “La Virgen quiere que dignifiquemos su templo, nuestro corazón”: Nuncio

La despedida será en la Basílica de Guadalupe

El Señor Nuncio informó que se quedará en México hasta fin de año para terminar los asuntos pendientes, y espera despedirse de la Virgen de Guadalupe el 1 de enero, en la Misa que tradicionalmente cada año se celebra en la Basílica de Guadalupe.

Los días siguientes los pasará en la ciudad de Roma para entregar a Papa Francisco el trabajo hecho en México, y recibiendo indicaciones para su nueva encomienda en Bélgica, donde llegará a mitad de enero.