México

“La Virgen quiere que dignifiquemos su templo, nuestro corazón”: Nuncio

Cynthia Fabila

Al presidir este viernes la tradicional Misa de las Rosas en la Basílica de Guadalupe, el Nuncio Apostólico en México, Mons. Franco Coppola -en representación del Arzobispo Primado de México, cardenal Carlos Aguiar Retes-, aseguró que Dios y la Virgen de Guadalupe quieren la dignificación de su templo, es decir, el corazón de cada bautizado. “Hay que limpiarlo y hacerlo lo menos indigno posible para que Dios y la Virgen habiten en él, y al mismo tiempo mirar a nuestro prójimo como se merece, como el templo de Dios”.

Asimismo, el diplomático del Vaticano ofreció la Eucaristía por el Sínodo de los Obispos que se celebra en Roma, a fin de que la iglesia encuentre el camino para aprender a hablar con los jóvenes y ayudarlos en el desarrollo de su vida.

Concelebraron la Misa el rector electo de la Basílica, monseñor Salvador Martínez; el Arzobispo Emérito de México, cardenal Norberto Rivera Carrera, y los integrantes del Venerable Cabildo de Guadalupe. Con esta celebración se conmemoró el encuentro de dos culturas, representadas en San Juan Diego y Fray Juan de Zumarraga, así como el 42 aniversario de la Basílica de Guadalupe y el 123 aniversario de la coronación de la imagen de la Guadalupana.