Iglesia en el mundo
rmb

Benedicto XVI ya está de regreso en El Vaticano

El pasado jueves, el Papa Emérito viajó sorpresivamente a Alemania, para visitar a su hermano Georg, quien se encuentra enfermo.
El Papa Benedicto volvió a Roma. Foto: Twitter @Markus_Soeder
El Papa Benedicto volvió a Roma. Foto: Twitter @Markus_Soeder

El Papa Emérito Benedicto XVI ya se encuentra nuevamente en su residencia en El Vaticano, después de pasar unos días con su hermano Georg, de 96 años, quien se encuentra enfermo en la ciudad de Ratisbona, en Alemania.

Leer: Benedicto XVI viaja a Alemania para estar junto a su hermano enfermo

Este lunes por la mañana, el Papa Emérito salió del Seminario de Ratisbona, donde durmió estos días para dirigirse al aeropuerto de Munich, desde donde voló a Roma.

El avión aterrizó a las 13:00 en la capital italiana y menos de una hora después, Benedicto XVI ya estaba de regreso en el Monasterio Mater Ecclesiae de El Vaticano, donde reside desde que renunció al papado en 2008.

El Papa Emérito llegó a Ratisbona el pasado jueves 18 de enero y, durante estos días, visitó en varias ocasiones a su hermano mayor, con quien incuso celebró la Santa Misa.

El Papa Emérito volvió a Roma este lunes. Foto: Twitter @Markus_Soeder

El Papa Emérito volvió a Roma este lunes. Foto: Twitter @Markus_Soeder

Además, visitó el cementerio de Ziegetsdorf, donde reposan sus padres y su hermana mayor, y su casa de Pentling, en las afueras de Ratisbona, donde vivió durante los años en que fue profesor de la Universidad de Ratisbona, antes de ser nombrado Arzobispo de Munich. Esa propiedad es ahora la sede del Instituto Benedicto XVI, que conserva su patrimonio teológico.

Leer: El día en que Benedicto XVI jugó a favor del Club León

La última vez que Joseph Ratzinger visitó su país natal fue en el 2006, en su última visita oficial como Sumo Pontífice.

Durante toda su vida, el Papa Benedicto XVI ha sido muy unido a su hermano Georg, también sacerdote. Ambos fueron ordenados sacerdotes el mismo día, 29 de junio de 1951 en la Catedral de Freising.

Comentarios