Promesas no; propuestas sí

En la recta final de la contienda electoral 2021, los mexicanos necesitamos conocer las propuestas, los programas y los valores de los candidatos.
Los foros "Elecciones bajo la mirada de la fe" tendrán lugar los días 6, 20 y 27 de mayo.
Elecciones 2021

A quince días de celebrarse en México los comicios más grandes en la historia del país, la Iglesia Católica ha expresado a través de diferentes medios su postura en cuanto al deber moral que tiene todo cristiano de participar consciente y comprometidamente en este tipo de responsabilidades cívicas y políticas.

De igual manera, ha defendido el derecho que tienen los pastores de recordar a sus fieles ciertos principios que deben tomarse en cuenta al momento de emitir su voto, no como una forma de interferencia en el proceso electoral, sino como una manera de iluminar las conciencias, permitiéndoles actuar libre y responsablemente de acuerdo con las verdaderas exigencias de justicia, como ha dicho el papa emérito Benedicto XVI.

En el segundo foro de la serie “Elecciones bajo la mirada de la fe“, cuyo tema de reflexión se centró en la política y bien común, el presidente del Episcopado Mexicano, el arzobispo de Monterrey Rogelio Cabrera López, hizo énfasis en la importancia de que todo individuo sea consciente del valor de su voto y de la libertad para elegir en las urnas.


El mensaje a la clase gobernante también ha sido claro: la sociedad no necesita más promesas, sino “propuestas”, “programas” y “valores”. Y en ese orden –ha dicho monseñor Cabrera López– no porque los valores tengan menor importancia, sino porque son los que deben dar sentido a las propuestas y programas de gobierno si de verdad se tiene como meta el bien común.

Durante décadas, los mexicanos hemos sido testigos de promesas incumplidas o irreales. Por ello, el Episcopado ha insistido -tanto en su reciente mensaje al Pueblo de Dios como en el pasado foro– en la importancia de conocer las propuestas y programas de los candidatos, pero sobre todo los valores que defienden, siendo el más importante, en orden a la Doctrina Social Cristiana, el valor de la dignidad de todo ser humano.

Y es que, cualquier propuestas o programa que no tenga como cimiento el valor de la dignidad de la persona, lejos de abonar al bien común, se convierte en una grave limitante para el desarrollo sano de la sociedad.

En este sentido, desde la sociedad civil se han hecho grandes esfuerzos por generar plataformas, como “Saber votar“, con la finalidad de ayudar a los ciudadanos a ejercer un voto razonado que le permita defender los valores esenciales que favorezcan la reconstrucción del tejido social a largo plazo, y abonen al bien común, en lo inmediato.

En la recta final del proceso electoral del 2021, el llamado a la comunidad católica es a conocer a los candidatos, a informarse para votar en conciencia y a actuar con responsabilidad, particularmente acudiendo a las urnas, para mejorar la realidad del país, y una vez concluido el proceso, acompañar y pedir cuentas a quienes se vieron beneficiados de nuestro voto. De ahí la importancia de elegir con libertad, para exigir con responsabilidad.

Comentarios